Motorsport

Cuando el automovilismo argentino es noticia, pero en la sección policiales…

Maniobras fraudulentas para importar autos de competición y una banda que desvalija departamentos en Mar del Plata que estaría integrada por dos pilotos.

Estos primeros días del 2023 estuvieron repletos de buenas noticias para los fanáticos del automovilismo como el sorpresivo desembarco de Agustín Canapino al IndyCar o la incorporación de Franco Colapinto a la academia del equipo Williams de Fórmula 1. Sin embargo, el deporte motor local también fue noticias por dos situaciones que hoy investiga la justicia.

CASO 1: SOSPECHOSA IMPORTACIÓN DE AUTOS PARA EL RALLY ARGENTINO

A fines de enero tres Hyundai i20 NG preparados en Alemania que ingresaron al país para correr en el Rally Argentino despertaron sospechas por parte de la Aduana, que identificó un ardid típico de la figura de contrabando en la maniobra.

Cuando el automovilismo argentino es noticia, pero en la sección policiales...

Los automóviles ingresaron a la Argentina desde Chile a través del Paso Internacional Cristo Redentor como carga de un camión. Cuando la Aduana le pidió a la importadora la documentación, ésta presentó un contrato que establecía que los tres vehículos, junto con los repuestos necesarios para competir durante todo el año en el Campeonato Argentino de Rally, eran cedidos por una empresa chilena a otra argentina en forma de comodato, es decir, un préstamo gratuito.

Ads 1

Lo que llamó la atención de los agentes aduaneros fue la extensión de tan sólo cuatro renglones del contrato, ya que por el valor de la mercadería (superior a los 600.000 dólares) y el deterioro natural que le produciría correr a velocidades extremas durante alrededor de diez meses, la documentación resultaba inverosímil.

Asimismo, una inspección más exhaustiva de los inspectores aduaneros fue encontrando elementos que, entienden, apuntarían a infracciones adicionales. Por un lado, un motor que el año pasado se importó registrando un valor en torno de 18 mil dólares, en esta destinación se registró en apenas 2.500 dólares. Por otro lado, los agentes del organismo constataron que repuestos que habían sido declarados como usados, en realidad son nuevos.

Además, destacaron que la persona cuyo nombre figura en la importación de los autos, es la esposa de un piloto de rally que tiene el antecedente de haber sido condenado como partícipe necesario del delito de contrabando calificado de estupefacientes. Ese piloto, según Infobae, es Mario Vicente Baldo.

Ads 2

En los papeles de la importación figuraba el nombre de Federico Villagra, múltiple campeón de la especialidad. “No tengo ninguna relación con este caso”, le aseguró el Coyote a Motor1. Yo no importé los autos ni soy el dueño de los vehículos. Mi nombre figura en la documentación porque es obligatorio declarar quiénes serán los pilotos que correrán cada auto. De hecho, yo ni siquiera los voy a correr. Esa documentación se confeccionó en noviembre, cuando mi plan era correr con esos autos. Y a fines de diciembre renové mi vínculo con otra marca, que no tiene relación con Hyundai. Renové mi vínculo con Ford, que es la marca con la que voy a correr durante todo el 2023”.

CASO 2: LA BANDA DE LOS PILOTOS

El otro caso que ganó espacio de los medios en las últimas horas tiene como protagonistas a dos pilotos: Facundo Carro, que corrió en la Clase 1 del Turismo Pista; y Ricardo Soteris, que fue bicampeón del TC del Sudeste. Según Clarín, ambos se entregaron junto a otros dos cómplices. Al menos dos de ellos son sospechosos de haber robado en Mar del Plata departamentos y llevarse un cuantioso botín.

El fiscal y personal de la Dirección Departamental de Investigaciones local identificaron a los sospechosos tras una serie de peritajes en distintos teléfonos celulares. De éstos recuperaron mensajes en los que los integrantes de la banda reconocían distintos robos.

Los investigadores creen que cometieron al menos cuatro robos en los últimos siete meses en departamentos del macrocentro y de la zona de Playa Grande. Los robos los cometieron a modo de “escruche”, es decir, cuando los dueños de casa no estaban, o se encontraban de viaje.

Según la UFI 14, la banda se alzó en los cuatro robos con un millón de dólares, unos 42 millones de pesos, joyas, alhajas, relojes y equipos electrónicos. Parte del botín lo gastaron en vehículos y tenían en gestión la compra de una propiedad; viajaron al exterior, dos de ellos al Mundial de fútbol, otros hicieron turismo en otro destino…

Ads

Automundo

Automundo es el blog sobre noticias de la industria automotriz, el deporte motor y la cultura fierrera. Director: Diego Durruty.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ads

Volver al botón superior

Adblock detectado

Los anuncios financian nuestro contenido. Considere apoyarnos mediante la inclusión de Automundo en la lista blanca. Solo toma un segundo, es fácil de hacer y no le costará nada. Apreciaríamos su apoyo y gracias por su visita.