Robo de vehículos: Inhibidores de señales y jammer, aliados de los delincuentes

Esta tecnología es utilizada, principalmente, para el robo de flotas.

Kia Seltos

Es un hecho conocido que las bandas delictivas asaltan las flotas con aparatos cada vez más sofisticados desde hace, por lo menos, cinco años. En el último tiempo esta modalidad de robo se hizo extensiva también, a automóviles particulares.

Si bien el uso de inhibidor de señales que impiden el cierre centralizado del vehículo es una de las modalidades más usadas en este 2018, tiene su historia en el mundo de la piratería del asfalto donde son usuales los ataques delictivos a grandes flotas a través del bloqueo de cualquier alerta al servicio de vigilancia satelital que custodia el cargamento.

Según datos de la Mesa Interempresarial de Piratería de Camiones, este tipo de delitos aumentó este año a un promedio de 3,5 asaltos por día con respecto al 2017. Los inhibidores de señales, como lo indica su nombre, son aparatos que sirven para interrumpir las comunicaciones, generando ondas que bloquean las señales o frecuencias que saturan la banda, impidiendo que la información llegue.

Las estadísticas brindadas por el Centro de Comando y Control (C3) de Ituran Argentina sobre incidentes de sustracciones de vehículos o sus cargas en el territorio nacional durante el trimestre que abarca desde julio a septiembre reportan que el 73,65% de los casos se realizó a mano armado. Mientras que el 26,35% fue bajo la modalidad de hurto.

En tanto que Capital Federal y Buenos Aires Oeste comparten el 28.57 % siendo las zonas que mayor índice de robo se realiza. Llamativamente la zona Sur y Norte del Conurbano Bonaerense también comparten el mismo índice con el 21.43%.

El viernes es el día con mayor índice de acción delictiva alcanzando un 18.05% mientras que jueves y sábado comparten el porcentaje del 15%. En cuarto lugar se encuentra el martes con el 14.80%. En quinto lugar el miércoles con el 12.64% y el jueves con el 12.27%. El domingo se registra un menor índice de siniestros con el 10.83%

Una de las principales preocupaciones de las empresas de logística es el jamming por la importante pérdida económica que puede representar. El Jammer es un dispositivo que anula las señales de radio u ondas emitidas por un dispositivo GPS y GPRS, permitiendo inhabilitar el sistema de localización de tal forma que no se pueda rastrear la unidad durante el robo. Cuando el delincuente activa su Jammer, la unidad deja de posicionar en el sistema de localización GPS. El ladrón profesional se mueve rápido y aleja el camión del lugar.

Ante estas circunstancias es vital obrar con rapidez y eficiencia para la detección precoz del delito. Es importante contar con soluciones de alerta temprana y tecnologías de anti-jamming. Estos factores son vitales para actuar como prevención del robo y recupero a tiempo.

CASO DE ÉXITO

En los últimos meses se ha observado un incremento relativo en el robo de mercadería, en un periodo cuya estacionalidad es de temporada alta. La industria textil no fue ajena a esta situación como lo demostró el robo de un importante cargamento en la zona de San Martín, provincia de Buenos Aires, concluyendo con el recupero del total de la mercadería, valuada en varios millones de pesos y la detención de ocho malhechores.

La organización del robo hace presuponer que fue perpetrado por una banda experimentada que planificó al más mínimo detalle sus movimientos. Utilizó tres vehículos de apoyo, una unidad tractora secundaria y dispositivos Jammers.

Sin embargo, nada pudieron hacer con el sofisticado sistema de seguimiento que tenía la mercadería que al menor indicio de inhibición por parte de los malhechores, alertó de forma temprana al C3 de Ituran.

El movimiento de los delincuentes fue realmente rápido: Redujeron al chofer y lo trasladaron fuera del lugar del siniestro en uno de los vehículos de apoyo y, en paralelo, rompieron el traba-platos, conectaron el acoplado a la unidad tractora secundaria y se movilizaron hacia un nuevo domicilio.

Trabajando en forma conjunta con la División de Piratería del Asfalto, con unidades de brigada de Policía Federal Argentina y el Personal de Apoyo de Ituran se implementó el Protocolo de Seguridad. Así se llegó en forma conjunta al lugar de guarda de la mercadería, se procedió a la detención de los malhechores y se recuperó toda la mercadería. Horas más tarde, el transportista fue liberado.

La clave de este resultado positivo fue la utilización de tecnología en señuelos distribuidos estratégicamente por toda carga. Los señuelos de radio frecuencia Ituran poseen una autonomía mayor a los cuatro años y son los únicos capaces de perforar las barreras que presentan los inhibidores más sofisticados.

Ads
DFD Media 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker