Bugatti Centodieci: 1.600 CV por 8 millones de euros

Kia Seltos

El Bugatti Centodieci, una moderna interpretación del EB110, fue creado para celebrar los 110 años de la marca.

En el marco de la Semana del Automóvil de Monterrey, Bugatti presentó su última -y poderosa- creación: el Bugatti Centodieci, creado para conmemorar el 110 aniversario de la marca y al mismo tiempo rendirle tributo al súper deportivo EB110 producido entre 1991 y 1995.

El Bugatti Centodieci, una moderna interpretación del EB110, fue creado para celebrar los 110 años de la marca. En el marco de la Semana del Automóvil de Monterrey, Bugatti presentó su última -y poderosa- creación: el Bugatti Centodieci, creado para conmemorar el 110 aniversario de la marca y al mismo tiempo rendirle tributo al súper deportivo EB110 producido entre 1991 y 1995. Con una producción limitada de diez unidades, a un costo de 8 millones de euros cada una, es una moderna interpretación del EB110 basado en el Chiron, aunque con una carrocería mucho más ligera y una potencia superior. El corazón del Centodieci es el motor de 8.0 litros en configuración W16 con cuatro turbos al que le sacaron 100 CV para llevarlo a 1.600 CV y convertirse así en el vehículo más poderoso del mundo.  Esto le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 2,4 segundos, subir hasta 200 km/h en 6,1 segundos y pasar la barrera de los 300 km/h en 13,1 segundos. La velocidad máxima está limitada electrónicamente a 380 km/h. El Centodieci tiene una carrocería mucho más salvaje y angulosa que el Chiron con trazos afilados y coronada por un enorme alerón fijo en su parte trasera. Con 20 kg menos de peso, le permite al deportivo tener una relación peso/potencia de 1,13 kg por CV. Con una producción limitada de diez unidades, a un costo de 8 millones de euros cada una, es una moderna interpretación del EB110 basado en el Chiron, aunque con una carrocería mucho más ligera y una potencia superior.

1.600 CV DE POTENCIA

El corazón del Centodieci es el motor de 8.0 litros en configuración W16 con cuatro turbos al que le sacaron 100 CV para llevarlo a 1.600 CV y convertirse así en el vehículo más poderoso del mundo.

El Bugatti Centodieci, una moderna interpretación del EB110, fue creado para celebrar los 110 años de la marca. En el marco de la Semana del Automóvil de Monterrey, Bugatti presentó su última -y poderosa- creación: el Bugatti Centodieci, creado para conmemorar el 110 aniversario de la marca y al mismo tiempo rendirle tributo al súper deportivo EB110 producido entre 1991 y 1995. Con una producción limitada de diez unidades, a un costo de 8 millones de euros cada una, es una moderna interpretación del EB110 basado en el Chiron, aunque con una carrocería mucho más ligera y una potencia superior. El corazón del Centodieci es el motor de 8.0 litros en configuración W16 con cuatro turbos al que le sacaron 100 CV para llevarlo a 1.600 CV y convertirse así en el vehículo más poderoso del mundo.  Esto le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 2,4 segundos, subir hasta 200 km/h en 6,1 segundos y pasar la barrera de los 300 km/h en 13,1 segundos. La velocidad máxima está limitada electrónicamente a 380 km/h. El Centodieci tiene una carrocería mucho más salvaje y angulosa que el Chiron con trazos afilados y coronada por un enorme alerón fijo en su parte trasera. Con 20 kg menos de peso, le permite al deportivo tener una relación peso/potencia de 1,13 kg por CV. Esto le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 2,4 segundos, subir hasta 200 km/h en 6,1 segundos y pasar la barrera de los 300 km/h en 13,1 segundos. La velocidad máxima está limitada electrónicamente a 380 km/h.

El Centodieci tiene una carrocería mucho más salvaje y angulosa que el Chiron con trazos afilados y coronada por un enorme alerón fijo en su parte trasera. Con 20 kg menos de peso, le permite al deportivo tener una relación peso/potencia de 1,13 kg por CV.

EL BUGATTI CENTODIECI EN FOTOS

El Bugatti Centodieci, una moderna interpretación del EB110, fue creado para celebrar los 110 años de la marca. En el marco de la Semana del Automóvil de Monterrey, Bugatti presentó su última -y poderosa- creación: el Bugatti Centodieci, creado para conmemorar el 110 aniversario de la marca y al mismo tiempo rendirle tributo al súper deportivo EB110 producido entre 1991 y 1995. Con una producción limitada de diez unidades, a un costo de 8 millones de euros cada una, es una moderna interpretación del EB110 basado en el Chiron, aunque con una carrocería mucho más ligera y una potencia superior. El corazón del Centodieci es el motor de 8.0 litros en configuración W16 con cuatro turbos al que le sacaron 100 CV para llevarlo a 1.600 CV y convertirse así en el vehículo más poderoso del mundo. Esto le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 2,4 segundos, subir hasta 200 km/h en 6,1 segundos y pasar la barrera de los 300 km/h en 13,1 segundos. La velocidad máxima está limitada electrónicamente a 380 km/h. El Centodieci tiene una carrocería mucho más salvaje y angulosa que el Chiron con trazos afilados y coronada por un enorme alerón fijo en su parte trasera. Con 20 kg menos de peso, le permite al deportivo tener una relación peso/potencia de 1,13 kg por CV. El Bugatti Centodieci, una moderna interpretación del EB110, fue creado para celebrar los 110 años de la marca. En el marco de la Semana del Automóvil de Monterrey, Bugatti presentó su última -y poderosa- creación: el Bugatti Centodieci, creado para conmemorar el 110 aniversario de la marca y al mismo tiempo rendirle tributo al súper deportivo EB110 producido entre 1991 y 1995. Con una producción limitada de diez unidades, a un costo de 8 millones de euros cada una, es una moderna interpretación del EB110 basado en el Chiron, aunque con una carrocería mucho más ligera y una potencia superior. El corazón del Centodieci es el motor de 8.0 litros en configuración W16 con cuatro turbos al que le sacaron 100 CV para llevarlo a 1.600 CV y convertirse así en el vehículo más poderoso del mundo. Esto le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 2,4 segundos, subir hasta 200 km/h en 6,1 segundos y pasar la barrera de los 300 km/h en 13,1 segundos. La velocidad máxima está limitada electrónicamente a 380 km/h. El Centodieci tiene una carrocería mucho más salvaje y angulosa que el Chiron con trazos afilados y coronada por un enorme alerón fijo en su parte trasera. Con 20 kg menos de peso, le permite al deportivo tener una relación peso/potencia de 1,13 kg por CV. El Bugatti Centodieci, una moderna interpretación del EB110, fue creado para celebrar los 110 años de la marca. En el marco de la Semana del Automóvil de Monterrey, Bugatti presentó su última -y poderosa- creación: el Bugatti Centodieci, creado para conmemorar el 110 aniversario de la marca y al mismo tiempo rendirle tributo al súper deportivo EB110 producido entre 1991 y 1995. Con una producción limitada de diez unidades, a un costo de 8 millones de euros cada una, es una moderna interpretación del EB110 basado en el Chiron, aunque con una carrocería mucho más ligera y una potencia superior. El corazón del Centodieci es el motor de 8.0 litros en configuración W16 con cuatro turbos al que le sacaron 100 CV para llevarlo a 1.600 CV y convertirse así en el vehículo más poderoso del mundo. Esto le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 2,4 segundos, subir hasta 200 km/h en 6,1 segundos y pasar la barrera de los 300 km/h en 13,1 segundos. La velocidad máxima está limitada electrónicamente a 380 km/h. El Centodieci tiene una carrocería mucho más salvaje y angulosa que el Chiron con trazos afilados y coronada por un enorme alerón fijo en su parte trasera. Con 20 kg menos de peso, le permite al deportivo tener una relación peso/potencia de 1,13 kg por CV. El Bugatti Centodieci, una moderna interpretación del EB110, fue creado para celebrar los 110 años de la marca. En el marco de la Semana del Automóvil de Monterrey, Bugatti presentó su última -y poderosa- creación: el Bugatti Centodieci, creado para conmemorar el 110 aniversario de la marca y al mismo tiempo rendirle tributo al súper deportivo EB110 producido entre 1991 y 1995. Con una producción limitada de diez unidades, a un costo de 8 millones de euros cada una, es una moderna interpretación del EB110 basado en el Chiron, aunque con una carrocería mucho más ligera y una potencia superior. El corazón del Centodieci es el motor de 8.0 litros en configuración W16 con cuatro turbos al que le sacaron 100 CV para llevarlo a 1.600 CV y convertirse así en el vehículo más poderoso del mundo. Esto le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 2,4 segundos, subir hasta 200 km/h en 6,1 segundos y pasar la barrera de los 300 km/h en 13,1 segundos. La velocidad máxima está limitada electrónicamente a 380 km/h. El Centodieci tiene una carrocería mucho más salvaje y angulosa que el Chiron con trazos afilados y coronada por un enorme alerón fijo en su parte trasera. Con 20 kg menos de peso, le permite al deportivo tener una relación peso/potencia de 1,13 kg por CV. El Bugatti Centodieci, una moderna interpretación del EB110, fue creado para celebrar los 110 años de la marca. En el marco de la Semana del Automóvil de Monterrey, Bugatti presentó su última -y poderosa- creación: el Bugatti Centodieci, creado para conmemorar el 110 aniversario de la marca y al mismo tiempo rendirle tributo al súper deportivo EB110 producido entre 1991 y 1995. Con una producción limitada de diez unidades, a un costo de 8 millones de euros cada una, es una moderna interpretación del EB110 basado en el Chiron, aunque con una carrocería mucho más ligera y una potencia superior. El corazón del Centodieci es el motor de 8.0 litros en configuración W16 con cuatro turbos al que le sacaron 100 CV para llevarlo a 1.600 CV y convertirse así en el vehículo más poderoso del mundo. Esto le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 2,4 segundos, subir hasta 200 km/h en 6,1 segundos y pasar la barrera de los 300 km/h en 13,1 segundos. La velocidad máxima está limitada electrónicamente a 380 km/h. El Centodieci tiene una carrocería mucho más salvaje y angulosa que el Chiron con trazos afilados y coronada por un enorme alerón fijo en su parte trasera. Con 20 kg menos de peso, le permite al deportivo tener una relación peso/potencia de 1,13 kg por CV. El Bugatti Centodieci, una moderna interpretación del EB110, fue creado para celebrar los 110 años de la marca. En el marco de la Semana del Automóvil de Monterrey, Bugatti presentó su última -y poderosa- creación: el Bugatti Centodieci, creado para conmemorar el 110 aniversario de la marca y al mismo tiempo rendirle tributo al súper deportivo EB110 producido entre 1991 y 1995. Con una producción limitada de diez unidades, a un costo de 8 millones de euros cada una, es una moderna interpretación del EB110 basado en el Chiron, aunque con una carrocería mucho más ligera y una potencia superior. El corazón del Centodieci es el motor de 8.0 litros en configuración W16 con cuatro turbos al que le sacaron 100 CV para llevarlo a 1.600 CV y convertirse así en el vehículo más poderoso del mundo. Esto le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 2,4 segundos, subir hasta 200 km/h en 6,1 segundos y pasar la barrera de los 300 km/h en 13,1 segundos. La velocidad máxima está limitada electrónicamente a 380 km/h. El Centodieci tiene una carrocería mucho más salvaje y angulosa que el Chiron con trazos afilados y coronada por un enorme alerón fijo en su parte trasera. Con 20 kg menos de peso, le permite al deportivo tener una relación peso/potencia de 1,13 kg por CV. El Bugatti Centodieci, una moderna interpretación del EB110, fue creado para celebrar los 110 años de la marca. En el marco de la Semana del Automóvil de Monterrey, Bugatti presentó su última -y poderosa- creación: el Bugatti Centodieci, creado para conmemorar el 110 aniversario de la marca y al mismo tiempo rendirle tributo al súper deportivo EB110 producido entre 1991 y 1995. Con una producción limitada de diez unidades, a un costo de 8 millones de euros cada una, es una moderna interpretación del EB110 basado en el Chiron, aunque con una carrocería mucho más ligera y una potencia superior. El corazón del Centodieci es el motor de 8.0 litros en configuración W16 con cuatro turbos al que le sacaron 100 CV para llevarlo a 1.600 CV y convertirse así en el vehículo más poderoso del mundo. Esto le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 2,4 segundos, subir hasta 200 km/h en 6,1 segundos y pasar la barrera de los 300 km/h en 13,1 segundos. La velocidad máxima está limitada electrónicamente a 380 km/h. El Centodieci tiene una carrocería mucho más salvaje y angulosa que el Chiron con trazos afilados y coronada por un enorme alerón fijo en su parte trasera. Con 20 kg menos de peso, le permite al deportivo tener una relación peso/potencia de 1,13 kg por CV. El Bugatti Centodieci, una moderna interpretación del EB110, fue creado para celebrar los 110 años de la marca. En el marco de la Semana del Automóvil de Monterrey, Bugatti presentó su última -y poderosa- creación: el Bugatti Centodieci, creado para conmemorar el 110 aniversario de la marca y al mismo tiempo rendirle tributo al súper deportivo EB110 producido entre 1991 y 1995. Con una producción limitada de diez unidades, a un costo de 8 millones de euros cada una, es una moderna interpretación del EB110 basado en el Chiron, aunque con una carrocería mucho más ligera y una potencia superior. El corazón del Centodieci es el motor de 8.0 litros en configuración W16 con cuatro turbos al que le sacaron 100 CV para llevarlo a 1.600 CV y convertirse así en el vehículo más poderoso del mundo. Esto le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 2,4 segundos, subir hasta 200 km/h en 6,1 segundos y pasar la barrera de los 300 km/h en 13,1 segundos. La velocidad máxima está limitada electrónicamente a 380 km/h. El Centodieci tiene una carrocería mucho más salvaje y angulosa que el Chiron con trazos afilados y coronada por un enorme alerón fijo en su parte trasera. Con 20 kg menos de peso, le permite al deportivo tener una relación peso/potencia de 1,13 kg por CV.

Ads
CCA 2020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior

Adblock Detectado

Considere apoyarnos deshabilitando su bloqueador de anuncios