Toyota Yaris Cross: El próximo SUV del coloso nipón

Se hizo del rogar, pero por fin Toyota brindó detalles de este modelo chico e híbrido.

Kia Seltos

Se sabía desde hace tiempo que Toyota estaba desarrollando un SUV basado en la última generación del Yaris europeo, que difiere del nuestro que es producido en Brasil. Ahora está la confirmación de que la familia se amplía con la llegada del Yaris Cross, algo así como el VW Nivus para el Polo

Toyota Yaris Cross Estilísticamente, el Toyota Yaris Cross toma muchos detalles del modelo que lo inspira, aunque también adopta un estilo más convencional. Es más grande y alto que hatchback y que el Toyota Raize, SUV que podría sustituir al Etios cuando termine su ciclo de producción en Brasil.

La parte delantera cuenta con algunos rasgos de la RAV4, así como las necesarias protecciones plásticas para darle un toque extra de robustez, además de tener espacio para llantas de hasta 18″.

Toyota Yaris Cross Según Toyota, el Yaris Cross tiene más espacio interior que el Yaris hatchback. El baúl podría incluir portón eléctrico y un piso de altura ajustable. Los asientos traseros podrán plegarse en 40:20:40. En cuanto a dimensiones, mide 4,180 mm de largo, es 20 mm más ancho y 90 mm alto que el hatch, y su distancia entre ejes es de 2.560 mm.

En el apartado mecánico está equipado con un sistema híbrido que combina un motor naftero de tres cilindros y 1.5L con otro eléctrico para un total de 145 CV. Toyota promete unas emisiones de C02 menores a los 120 g / km para la versión de tracción delantera y de 135 g/km para la integral.

Toyota Yaris Cross En este sentido hay que especificar que en el Yaris Cross AWD, el motor a combustión se encarga de impulsar las ruedas delanteras, mientras que el eléctrico se encarga de mover el eje trasero.

 

Fuente
AUTOCOSMOS
Tags
Ads
Sil Fitness

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker