TCR South America: La evolución de la Copa de las Naciones…

Sobre fines de la década de los ’90, la región también disfrutó de una categoría sudamericana. Aunque tuvo un abrupto final.

Inevitablemente, el nacimiento del TCR South America nos hace recordar a la Copa de las Naciones o Turismo Sudamericano, aquella categoría que tuvo un paso efímero por la región entre 1997 y 2001. Como la flamante división, que comenzará a rodar en 2021, aquella también contaba con el respaldo de la Confederación Deportiva Automovilística Sudamericana (Codasur).

La Copa de las Naciones tuvo un origen muy particular porque se creó para ocupar el espacio televisivo que había quedado vacante en Telefé cuando el entonces TC2000 decidió migrar a Canal 13 con la producción de Carburando. Team Producciones, que estaba a cargo de las transmisiones de la Fórmula 1 y el Turismo Competición, decidió hacer una apuesta muy fuerte: idear una nueva categoría con autos de turismo que competían en Europa.

Turismo Sudamericano
Ricardo Risatti, defensor de Ford en la Copa de las Naciones. Foto: Tony Watson.

Así fue que se importaron una veintena de autos que habían quedado en desuso de otras series. Esto le permitió al público ver en acción a máquinas como BMW 320i, Alfa Romeo 155, Ford Mondeo Ghia, Honda Accord, Toyota Corona, Nissan Primera, Chrysler Stratus y Peugeot 406, por nombrar algunos. La mayoría de los equipos y pilotos eran argentinos, aunque también hubo participantes de Brasil y Chile.

Al menos durante los primeros años, el calendario incluía competencias en Argentina y Brasil. Incluso llegó a ser telonera de la F.1 en las visitas de la máxima categoría al autódromo de Buenos Aires.

La Copa de las Naciones se destacaba por ese toque de exclusividad que le aportaba su parque automotor y por la calidad de algunos de sus protagonistas ya que se trataba de pilotos que habían trascendido en el ámbito nacional e internacional como Oscar Larrauri, Juan Manuel Fangio II, Miguel Ángel Guerra, Cocho López, Ernesto Bessone, Ricardo Risatti y el brasileño Ingo Hoffman.

Si bien la propuesta era interesante por la calidad del parque, haber nacido con el objetivo de hacerle fuerza al TC2000 no dio sus frutos y solo los tres primeros torneos gozaron de cierta popularidad.

Turismo Sudamericano
Oscar Larrauri logró tres títulos. El último con Alfa Romeo. Foto: Roberto Decurnex.

En 1997 y 1998 la corona quedó para Larrauri con un 320i del Team Proas, mientras que en 1999 la serie tuvo a dos campeones: Emiliano Spataro y el brasileño Cacá Bueno, compañeros de equipo en el EF Racing. Ambos tuvieron que compartir el cetro porque habían empatado en los puntos y también en los resultados obtenidos sobre sendos 406.

La crisis económica que ya se hacía sentir en nuestro país en esa época y el desinterés de Telefé por mantener el espacio televisivo complicaron al proyecto que rápidamente perdió impulso.

En 2000, con una temporada que tuvo ocho presentaciones contra las 12 de los años anteriores, volvió a repetir Larrauri, esta vez con un Alfa 156. Mientras que el torneo de 2001 fue cancelado tras la primera cita por la escasa cantidad de participantes. Sin embargo, los autos no quedaron guardados en talleres ya que nutrieron el parque del Turismo Internacional y el Top Race, divisiones que en esa época tenían un reglamento técnico excesivamente flexible.

TCRPor todo esto se podría decir que el TCR South America toma la posta de aquel certamen sudamericano. Con la experiencia de lo sucedido en aquel momento, desde la nueva categoría aclaran que no ha llegado a competir ni contra el Súper TC2000, ni con el StockCar Brasileño. Y como para demostrarlo ya avisaron que no habrá superposición de fechas.

La aparición de esta serie le permitirá a los fanáticos de la región disfrutar de un automovilismo “puro”, por llamarlo de alguna manera. Su parque está integrado por autos se serie que mantienen su identidad ya que las piezas más importantes, como el motor, son las propias de cada auto.

Pese a la variedad de vehículos que permite el concepto técnico del TCR -pueden correr coupés y hatchbacks del segmento C- el sistema de Balance de Performance (BoP, por sus siglas en inglés) asegura la competitividad entre las marcas al fijar la altura mínima, el peso y la potencia del motor de los modelos de cada una.

El TCR South America le dará un nuevo impulso al automovilismo de la región como en su momento lo intentó hacer la Copa de las Naciones. Ahora está en manos de los responsables de la nueva serie de que esta vez el éxito se sostenga en el tiempo…

Ads
Sil Fitness

Diego Durruty

Periodista con 30 años de trayectoria. Trabajó en las revistas CORSA, El Gráfico, Coequipier y SóloTC, en los sitios de Internet SportsYa!, e-driver.com y kmcero.com y en las radios Rock&Pop y Vorterix.com. Realizó coberturas del rally Dakar para la agencia alemana dpa. En la actualidad conduce Dos Tipos Audaces, un magazine de autos que se emite los martes de 18 a 19 por RadioArroba.com; es editor de motorsport en Red Bull Argentina, columnista en el programa MundoSport (AM Splendid) y en Surf&Rock FM.  También es docente en DeporTEA. Ahora lo podés leer en su blog: automundo.com.ar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior

Adblock Detectado

Considere apoyarnos deshabilitando su bloqueador de anuncios