SimRacing: Más que una propuesta para estos tiempos de coronavirus

Las principales categorías del mundo tienen sus campeonatos oficiales y algunos reparten miles de dólares en premio. Te contamos porque los simuladores son más que un jueguito de carreras.

Chevrolet Tracker Lanzamiento

La pandemia de coronavirus alentó a diferentes categorías a poner en un primer plano a sus plataformas de eSports, que muchas habían creado para tener presencia en una disciplina que ha crecido notablemente en los últimos años. Así es que en las últimas semanas especialidades como la Fórmula 1, el MotoGP, el IndyCar y el NASCAR, a nivel internacional; y el Súper TC2000 y el Turismo Carretera, a nivel local; han organizado carreras o campeonatos virtuales con un agregado: además de la participación de los simracers, también compiten pilotos profesionales.

Para el común de la gente las carreras de simracing no son más que un juego, aunque en realidad no es así ya que esta especialidad, a diferencia de un jueguito de carreras que tiene como objetivo divertir a quien lo usa, el simulador está diseñado para reproducir variantes físicas del mundo real. De ahí que muchos pilotos profesionales lo tomen como parte de su preparación.

Lando Norris
Lando Norris se gastó 30.000 euros en su simulador. Es parte fundamental de su entrenamiento.

Los simuladores más populares y completos son el iRacing y el rFactor 2.  Aquellos que se toman esto con mucha seriedad equipan sus simuladores con butacas especiales que imitan el movimiento del auto y volantes y pedales casi iguales a los de un auto de competición. También tiene pantallas de alta definición que les permiten una gran amplitud de visión. El inglés Lando Norris, piloto del equipo McLaren, por ejemplo se gastó más de 30.000 euros en el suyo…

MÁS QUE JUGAR… ENTRENAR

“Para mí el simulador representa una parte más de mi entrenamiento habitual. Y en estos momentos es un complemento ideal para mantener la forma y hacer las horas más llevaderas. Cada vez que lo enciendo me lo tomo muy en serio, voy concentrado, tratando de no cometer errores… con la seriedad necesaria como si fuera una carrera en pista”, explica Leonel Pernía, campeón del Súper TC2000 y quien además de representar a Renault en el mundo real también lo hace de manera virtual junto a sus compañeros Facundo Ardusso y Matías Milla.

“Yo uso mucho el simulador con los pilotos con los que trabajo. Hacemos una simulación al 100 por ciento que incluye que ellos usen toda su vestimenta de pilotos como si realmente fuesen a competir. De esta manera, simulamos una situación para que parezca lo más real posible y que realmente sientan la exigencia. Este fin de semana, por ejemplo, tengo un piloto que compite en rally en Chile y va a usar el simulador durante los tres días haciendo la hoja de ruta y corriendo cada especial como si se tratase de una carrera de verdad”, explica Julieta Jacobo, Psicóloga Clínica y Deportiva que trabaja con varios pilotos profesionales.

UNA NUEVA VIDRIERA

El realismo que caracteriza al mundo del simracing hace que las automotrices tengan un involucramiento que va mucho más allá de autorizar la utilización de sus autos en los juegos. Muchas invierten grandes cantidades de dinero ya sea organizando torneos o promocionando ligas y equipos, como sucede con Ford y Porsche.

Ford
Fordzilla, así se llama el equipo oficial Ford de simracing.

“En Ford tenemos un pedigrí en el mundo de la competición que otros solo pueden envidiar. Ahora ha llegado el momento de tomar ese conocimiento y aplicarlo al mundo de los eSports, atrapando la imaginación de una nueva generación de pilotos de carreras virtuales e inspirándoles para que corran en uno de nuestros vehículos de Ford Performance”, afirmó Roelant de Waard, Vicepresidente de Marketing, Ventas y Servicios de Ford Europa, en oportunidad del lanzamiento del equipo oficial de Ford para el simracing.

“La línea entre mundos reales y virtuales es cada vez más difusa. La afición a los videojuegos es ahora una parte de la cultura popular”, añadió Amko Leenarts, Director de Diseño del Óvalo en el Viejo Mundo.

Para mantener a los pilotos en competición en estos tiempos de coronavirus, Porsche ha creado la Porsche Mobil 1 Supercup Virtual Edition, un certamen virtual en el que participarán los equipos y pilotos inscritos en la histórica Copa de Porsche, que viene celebrándose desde 1993 como categoría telonera de la F.1.

Porsche
Porsche organizó un torneo exclusivo para los pilotos de la Copa Porsche que corre como telonera de la F.1.

“Ya teníamos nuestra propia Copa Porsche de eSports. Ahora hemos decidido utilizar esta plataforma para crear una Supercup. Creo que ha gustado mucho y esto permite que los pilotos tengan alguna forma de competir”, explicó Pascal Zurlinden, Director de Competición de la marca de Stuttgart.

El otro certamen de la compañía alemana es el Porsche TAG Heuer Esports Supercup, que en 2020 va por su segunda edición y que repartirá 200.000 dólares en premios. Ya está confirmada la participación de 40 pilotos, entre ellos el australiano Josh Rogers, campeón del año pasado.

SimRacing
Un simulador con todos los chiches…

En los últimos años los eSports han mantenido una evolución sostenida. En 2019, por ejemplo, su crecimiento llegó al 26,7 por ciento. Además, cuenta con una audiencia estimada de 453,8 millones de personas, de las cuales 201,2 millones son entusiastas de esta disciplina y 256,6 millones son espectadores ocasionales. Y otro dato no menor: la media de edad de cada jugador oscila los 30 años.

Estos números motivaron, por ejemplo, a que el V8 Australiano decidiera organizar mientras dure la pandemia un torneo virtual con todos sus pilotos para ser transmitido por Fox Sports ocupando el espacio original de las competencias de verdad…

OPINIONES A FAVOR Y EN CONTRA

El simracing ha permitido, por ejemplo, el regreso a las pistas del brasileño Emerson Fittipaldi, quien a los 73 años participó de una carrera virtual organizada por Torque eSports y en las que corrió con ex rivales del IndyCar. “Los simuladores son extremadamente importantes porque técnicamente ofrecen una experiencia que está muy cerca a la de conducir en el mundo real. Aprendes cómo es la pista incluso antes de llegar a un circuito. Pero además exige reacción, reflejo y coordinación. Es una verdadera prueba mental. Ojalá los hubiésemos tenido en mi época… ¡Mi vida hubiera sido mucho más fácil!”, reconoció Emmo.

Emerson Fittipaldi
Gracias al simracing, a los 73 años Fittipaldi se dio el gusto de competir con ex colegas.

Claro que no todos ven a los simuladores como algo atractivo. “Nunca me importó este tema. Eso no son carreras. Nunca quise probarlo, aunque hubo gente que quería que lo intentara. Para mí es simplemente una pérdida de tiempo”, dijo hace poco el estadounidense A.J. Foyt, de 87 años y que es toda una leyenda en su país.

En el medio de ambas posiciones está Ardusso, campeón del Súper TC2000 en 2017 y 2018. “Reconozco que no soy muy fanático de los simuladores, sí lo considero una herramienta más en mi preparación y me sirve mucho. Particularmente veo un salto importante entre las sensaciones del simulador y las del auto con el que corro los domingos, por eso lo utilizo más que nada para entrenar la concentración, la toma de decisiones y, sobre todo, las reacciones. Lo uso de manera más privada si se quiere y no soy de participar en carreras con otros colegas. Me sucede que, si quiero ir rápido con el simulador, tengo que cambiar mi forma de manejo respecto del auto en pista…”.

DE LA PC A LA PISTA

Aunque pocos los sepan, el simracing ya les ha permitido a jugadores dar el paso a la alta competencia del mundo real. Un caso es el del español Lucas Ordóñez. En 2008 ganó la GT Academy PS3 y desde entonces no para de competir en competencias reales de GT. Incluso participó en las 24 Horas de Le Mans. Pero tampoco hay que ir muy lejos para encontrar un ejemplo.

Agustín Canapino: “Fue una buena experiencia”
Canapino es piloto Williams en el mundo de las carreras virtuales.

Agustín Canapino, múltiple campeón en Top Race, Turismo Carretera y Súper TC2000, tuvo sus primeras armas detrás de una PC antes de iniciar su campaña deportiva en 2007. Su talento en esta disciplina le ha permitido sumarse al equipo Williams de eSports. Si bien compite en categorías de autos de turismo podría representar al team de Grove en las carreras de Fórmula 1 que se están realizando para compensar la falta de Grandes Premios a causa del COVID-19…

En esta última década, el simracing ha demostrado ser una nueva plataforma dentro del automovilismo. Hay federaciones, como la Real Federación Española de Automovilismo, que tienen sus campeonatos oficiales. Y la Federación Internacional del Automóvil ya incluyó esta disciplina en los FIA Motorsport Games, un evento que el año pasado se hizo en Italia con varias categorías.

Por eso cuando escuches hablar de una carrera de simuladores no pienses que solo se trata de un jueguito porque de ahí puede salir el próximo gran campeón que algún día verás correr en una pista de verdad.

Ads
DFD Media 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior

Adblock Detectado

Considere apoyarnos deshabilitando su bloqueador de anuncios