F1: Nuevo dueño, ¿mejor futuro?

j6wrvaa

Después de varios meses de especulaciones, la Fórmula 1 tiene nuevo dueño: el grupo estadounidense de medios y entretenimiento Liberty Media, quien le compró al holding CVC Capital Partners el 35,1 por ciento de las acciones de la categoría por 4.400 millones de dólares, a los que se añadió la asunción de deudas por un valor similar.

La fusión se hará en dos fases. Al principio el grupo de medios de John Malone controlará el 18,7% del capital tras desembolsar 1.100 millones. Para pagarlos se desprenderá de inversiones en Viacom y Live Nation Entertaiment. El segundo paso necesita la aprobación de los accionistas porque requiere la emisión de nuevas acciones que utilizará su división de eventos en directo para culminar la toma de control por valor de otros 3.300 millones de dólares. La operación se completará a comienzos de 2017. En ese momento asumiría también los 4.100 millones de deuda. Una vez que se complete el traspaso, la empresa pasará a llamarse Formula One Group. Pero, ¿en qué cambiará esto al futuro de la máxima categoría del automovilismo?

Hace diez años el inglés Bernie Ecclestone, jefe comercial de la categoría, decidió dar un paso importante al venderle buena parte de sus acciones al fondo de inversión CVC por 1.700 millones de dólares. A partir de ahí, el objetivo del empresario y de la firma de capital de riesgo fue generar ganancias en base a cobrar enormes tasas a los dueños de los circuitos con pagos directos a Formula One Management. Para los trazados que no estaban financiados por el Estado esa situación fue un problema que fue creciendo en los últimos años ya que sus únicos ingresos provienen de la venta de entradas. Es que todo el dinero de la publicidad estática y de la comercialización va a las arcas de la Fórmula 1. También el de los contratos de televisión cuyo dinero se reparte entre los equipos en función a su ubicación en el campeonato de Constructores.

El fondo, sin embargo, empezó a reducir su posición en 2012 (del 63 % de las acciones pasó al 35,1 %) tras fracasar su plan para sacar la compañía a la Bolsa en Singapur. La colocación se vio frustrada por la inestabilidad en los mercados financieros y los problemas legales de Ecclestone con la ajusticia alemana por soborno y corrupción, cargos que evitó luego de pagar una multa de 74 millones de euros. Pero la cautela no evitó seguir ganando dinero. Tal es así que existen contratos que le garantizan a la Fórmula 1 ganancias por 9.300 millones de dólares en la próxima década.

Motor Racing - Formula One World Championship - Australian Grand Prix - Race Day - Melbourne, Australia

Para la corporación de Malone la categoría tiene un potencial enorme y para incrementar aún más las utilidades está dispuesta a hacer algunas modificaciones en el modelo de negocio, algo impensado durante la gestión de CVC pese a la caída de las audiencias año tras año (en la actualidad la categoría tiene más de 400 millones de telespectadores en todo el mundo). El nuevo rumbo quedó definido en las primeras palabras de Chase Carey, ex vicepresidente de la 21th Century Fox y antiguo CEO de Fox y quien fue designado como titular de Formula One Group.

“Queremos mejorar la distribución del contenido, especialmente en formato digital para captar una audiencia más joven; evolucionar el calendario de carreras y ampliar el rango de socios y patrocinadores. Nuestra experiencia en eventos en directo y en monitorización digital nos hace pensar que la F-1 puede ser más grande que nunca. Cada vez hay más demanda de anunciantes que quieren acceder a la categoría, un deporte premium con puntos muy fuertes como la promoción de las carreras, la transmisión y la publicidad”, admitió Carey, quien en una primera etapa tendrá al propio Ecclestone como director general de la flamante compañía.

“El objetivo es llevar a la categoría al siguiente nivel junto a Bernie, que ha logrado un enorme éxito en la promoción durante décadas. Tenemos la oportunidad de hacer crecer y desarrollar a este deporte en beneficio de los fans y de nuestros accionistas”, añadió.

Algo que también dejó muy claro Carey es que Liberty Media no intentará “americanizar” a la Fórmula 1. “No realizamos este movimiento por Estados Unidos… Estados Unidos es una oportunidad y creo que podemos hacer mucho en el país, pero más a largo plazo que a corto. De forma realista, la F-1 se trata de un deporte global y no vamos a intentar americanizarla. Tenemos un gran respeto por los fundadores europeos del mismo. Europa es de importancia crítica para nosotros”, aseguró.

Bajo esta nueva gestión los equipos que participan en la especialidad también tendrán la posibilidad de invertir, algo que siempre quisieron hacer, pero que fue vetado por la dupla Ecclestone-CVC. Aunque aún se desconoce cómo podrán hacer esa inversión, Carey considera a las escuderías como actores importantes del mundo de la Fórmula 1 y consideró positivo que muchas estén interesadas en participar del negocio de una manera más activa. “Creemos que hay un crecimiento real de la Fórmula 1 y que todo el mundo, incluidos los equipos, se beneficiaría de este crecimiento”, admitió el ejecutivo.

Esta posibilidad le permitiría a aquellos teams de menores recursos tener otra perspectiva sobre su futuro. Al menos eso piensa Bob Fernley, subdirector de Force India. “La filosofía de las franquicias deportivas estadounidenses es tratar de mantener la equidad y la competencia en la medida de la posible. Así que supongo que, como empresa estadounidense con un buen conocimiento de las franquicias deportivas, éste será uno de los principales objetivos de Liberty Media para crear una igualdad de condiciones”, aseguró Fernley, quien admitió que hace dos años le propuso hacer algo similar a la CVC, pero que jamás lo tuvo en cuenta…

En el ambiente, la llegada de Liberty Media fue bien recibida. “Todos sabemos que algo había que hacer para llevar el deporte a un nivel más alto. Cualquiera que sea el nuevo inversor en realidad no podrá ser mucho peor”, comentó el ex piloto alemán Hans-Joachim Stuck. Mientras que Dieter Zetsche, presidente de Mercedes, aseguró que esta alianza tiene “más oportunidades que riesgos” y agregó que se espera que con este movimiento “la F-1 se gane mayor presencia en redes sociales e interacción con sus seguidores”.

GP ITALIA F1/2015 - MONZA 6/9/15 © FOTO STUDIO COLOMBO PER PIRELLI MEDIA (© COPYRIGHT FREE)

Incluso la Federación Internacional del Automóvil se sumó a la bienvenida del nuevo dueño de los destinos de su principal campeonato. “Si bien está por verse cómo esta adquisición influirá en la promoción de la Fórmula 1, recibimos de buen grado esta inversión a largo plazo de una compañía con una cartera tan importante en el deporte, los medios y el entretenimiento”, admitió Jean Todt, presidente de la FIA, en un comunicado. “Como ente rector del deporte motor reconocemos la gran experiencia de Liberty Media en estos rubros y esperamos poder trabajar en estrecha alianza en el futuro para poder continuar desarrollando la F-1 y llevarla a nuevas generaciones de aficionados al deporte motor en todo el mundo”, agregó el francés. En el mismo comunicado, el ente rector dejó en claro que no formó parte de las negociaciones por la venta e indicó que aguarda mayores informaciones sobre el traspaso.

Para Todt la gestión de LM en el deporte motor no es desconocida ya que Malone tiene participación, a través del canal de televisión Discovery, de la Fórmula E, la categoría de monopostos con motores eléctricos que apadrina la propia FIA y que tendrá al argentino José María López entre sus protagonistas en el torneo 2016/2017.

El nuevo dueño de la Fórmula 1 parece tener más puntos positivos que negativos. Tal vez sea esa bocanada de aire fresco que tanto se necesitaba para revitalizarla y demostrar porque sigue siendo la Máxima.

Nota que escribí para www.corsaonline.com.ar. 

Tags
Ads
CCA 2020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker