Categorías
Lanzamientos

Abarth 595 Monster Energy Yamaha: Una serie especial con mucha garra

A modo de homenaje de la colaboración entre Monster Energy y Abarth, la firma del Escorpión creó el exclusivísimo Abarth 595 Monster Energy Yamaha del que se producirán solo 2.000 unidades. Esta nueva serie especial está diseñada especialmente para clientes jóvenes y aficionados al deporte motor.

Estéticamente inspirado en el carenado de la Yamaha YZR-M1 de MotoGP de 2020, el exterior de la nueva serie especial presenta una carrocería azul y negra de doble color (también disponible en negro bajo petición) con el logotipo del equipo Monster Energy Yamaha MotoGP en su parte inferior, justo encima del logotipo 595.

Abarth 595 Monster Energy YamahaLa serie especial está rematada con la “garra” Monster en el capó, un signo de la nueva colaboración entre Abarth y la famosa bebida energética. Los colores oscuros contrastan con los acabados “alquitrán gris frío”, como se ve en las empuñaduras de las puertas y la DAM delantera y trasera.

En el interior, el modelo presenta los nuevos asientos deportivos Abarth especiales con acabados azules y el logotipo Monster Energy Yamaha MotoGP en los reposacabezas. El tapizado azul se destaca del salpicadero negro. Reflejando así la carrocería de doble color, mientras que la placa numerada se coloca en el túnel central.

El Abarth 595 Monster Energy Yamaha está equipado con un motor 1.4 T-jet con homologación Euro6D TEMP, con transmisión manual, pero se puede equipar con una transmisión secuencial robotizada Abarth con palancas de cambio bajo demanda, entregando 165 CV.

Abarth 595 Monster Energy YamahaDe serie incluye un volante de fondo plano inspirado en los autos de carreras y una franja de centrado en la parte superior, especialmente útil para la conducción de coches deportivos.

El botón “Sport” controla la entrega máxima de par, la calibración del sistema de dirección asistida y la respuesta del acelerador, por último, pero no menos importante, seguido por el estruendo del escape Record Monza con válvula activa.

El sistema de frenado, diseñado ad hoc para Abarth, proporciona la máxima seguridad al desacelerar a través de los discos de ventilación delanteros de 284 mm y traseros de 240 mm. También de serie es la suspensión trasera Koni, con tecnología de amortiguación selectiva de frecuencia (FSD) para aumentar la sujeción, el manejo y la estabilidad de la carretera, lo que la convierte en una experiencia de conducción única.

Abarth 595 Monster Energy YamahaAdemás se incluye el HD Uconnect  de 7″ con Apple CarPlay y Google Android Auto.  Esta plataforma única viene con el sistema de telemetría Abarth integrado, lo que permite a los conductores medir su rendimiento.

Por último, esta serie especial incluye una pantalla de bienvenida dedicada, que muestra el logotipo de Monster Energy Yamaha MotoGP en la pantalla en el arranque.

Categorías
Tecnología

Cómo se produce un alerón 100 % Abarth

El “concepto de prestaciones” que impuso Carlo Abarth fue mucho más allá de la búsqueda de la potencia pura, la velocidad máxima y la aceleración. Sus ideas se centraron en el rendimiento general y, por lo tanto, en la investigación y el desarrollo de soluciones técnicas innovadoras para mejorar la aerodinámica, el agarre en ruta y la potencia de frenado.

Abarth 695 70° Anniversario Un claro ejemplo de que esa idea de Abarth se mantiene hoy en día es el Spoiler ad Assetto Variabile, que debutó hace unos meses en la edición limitada Abarth 695 70° Anniversario.

Esta pieza, que es el resultado del trabajo de los ingenieros de Abarth en el túnel de viento de FCA en Orbassano, cerca de Turín, y en el circuito de Vallelunga próximo a Roma, mejora el rendimiento aerodinámico del vehículo y, por lo tanto, aumenta el agarre en trazados mixtos rápidos y la estabilidad a altas velocidades.

Para Carlo Abarth, las prestaciones eran un requisito constante, especialmente en los circuitos. Al igual que en competición, donde es habitual ver a los técnicos ajustar manualmente la inclinación del spoiler para que el piloto pueda configurar el comportamiento del vehículo de acuerdo con el trazado y su estilo de conducción, el alerón que equipa el Abarth 695 70° Anniversario también se puede ajustar manualmente en 12 posiciones con una inclinación que varía de 0° a 60°.

Abarth 695 70° Anniversario En un intento por ofrecer la máxima flexibilidad, el conductor tiene la posibilidad de ajustar el spoiler según el trazado que está a punto de abordar, además de posicionarlo a voluntad, independientemente del rendimiento.

Con una inclinación máxima (60°) y a una velocidad de 200 km/h, el alerón aumenta la carga aerodinámica en 42 kg. Especialmente en circuitos mixtos rápidos, esto garantiza una excelente dinámica del vehículo y una estabilidad mejorada a altas velocidades.

Un ejemplo concreto sería la Curva Roma de Vallelunga. El Spoiler ad Assetto Variabile puede reducir la corrección de la dirección en casi un 40 %, para un pilotaje “más limpio” y más eficiente, brindando al piloto una mayor confianza para ir más allá de los límites. La optimización de la aerodinámica también afecta la acústica, enfocada idealmente en reducir la turbulencia, para una conducción diaria más confortable.

Abarth 695 70° Anniversario Entre 1956 y 1966, los coches del Escorpión establecieron hasta 133 récords, como resultado de la mejor aplicación de los conceptos y las leyes de la aerodinámica. Esta ilustre historia incluye los ocho asombrosos récords que batió el Abarth 1000 Bialbero Record Pininfarina en 1960.

En gran parte gracias a la implementación de las leyes de la eficiencia aerodinámica, este modelo recibió inmediatamente el apodo de Torpedo de Plata por su elegante simplificación. Desarrollado en el túnel de viento en la Universidad Politécnica de Turín, este nuevo elemento aerodinámico dio como resultado un excepcional coeficiente de 0,20.

Pero volviendo al eslogan del fundador de “los domingos en el circuito y los lunes en la oficina”, también fue necesario mejorar la aerodinámica de los coches de carreras “normales”. Abarth lo hizo combinando el trabajo en el equipo oficial y la producción de componentes de carreras con un éxito deportivo y comercial.

Abarth 695 70° Anniversario En la década de los setenta, los kits de transformación deportiva de Abarth habían convertido los coches de ciudad en ganadores de carreras, abriendo el camino para que muchos jóvenes pilotos comenzaran una exitosa campaña en competición.

El primer modelo que se benefició de estos conocimientos aerodinámicos fue el Abarth 1000 Corsa, la versión de carreras del 600 de serie. En 1962, sus éxitos fueron aplastantes, cruzando la línea de meta con un famoso capó trasero abierto que, además de disipar el calor del motor, supuso claramente una ventaja aerodinámica.

El ingenioso Carlo Abarth produjo un alerón de resina en 1966, convirtiéndose en una de las primeras compañías en aprovechar este componente en un coche de carreras. El  Spoiler ad Assetto Variabile del Abarth 695 70° Anniversario rinde homenaje a ese récord, demostrando que el circuito siempre ha sido el campo de pruebas ideal para que la marca Abarth pruebe soluciones técnicas y tecnológicas antes de instalarlas en los coches de serie del Escorpión.

Categorías
Historia

Abarth: La leyenda del escorpión

El 31 de marzo de 1949 Carlo Abarth (1908-1979) fundó Abarth & C. junto con el piloto Guido Scagliarini. Su primer coche fue el 204 A derivado del Fiat 1100. A poco más de un año de su creación la marca captó la atención cuando el 10 de abril de 1950 el italiano Tazio Nuvolari, considerado uno de los mejores pilotos de su época, ganó su última carrera, la Palermo-Monte Pellegrino. Desde entonces, la historia de Abarth ha estado llena de récords, ya sea en las pistas como en las calles, gracias a mantener vivo el espíritu de su fundador combinando prestaciones máximas, cuidado artesanal y perfeccionamiento técnico constante.

Abarth: La leyenda del escorpión
Carlo Abarth en su oficina. Nótese que entre las fotos que hay a sus espaldas hay una de Juan Manuel Fangio…

En realidad, la interesante carrera de Carlo Abarth comenzó con las motocicletas, no con los coches. A los 20 años, en su Austria natal, acumuló sus primeras victorias como piloto en una Motor Thun para luego seguir la senda del éxito sobre su primera moto personalizada bajo la marca Abarth.

Desafortunadamente, durante una carrera en Linz, un accidente lo obligó a abandonar las motos. Siguió compitiendo en sidecar, un vehículo que él hizo famoso debido a sus grandes hazañas, como la carrera contra el tren Orient Express, que por supuesto ganó. Un segundo grave accidente en 1939 lo obligó a abandonar por completo la actividad, aunque esto marcó un nuevo comienzo para Carlo Abarth.

En 1945 se mudó a Merano y se convirtió en ciudadano italiano. Después de una breve experiencia en Cisitalia, fundó Abarth & C. en 1949 y tuvo la intuición de complementar las actividades de carreras con la producción de sus famosos kits de transformación para vehículos de producción en masa, aumentando su potencia, velocidad y aceleración.

Abarth: La leyenda del escorpión
Tazio Nuvolari le dio a Abarth su primer éxito en el automovilismo.

Los componentes a destacar del kit eran los tubos de escape que, con el paso de los años, se han convertido en un auténtico icono del “estilo Abarth”. En el espacio de unos pocos años, Abarth & C. se globalizó.

Su máximo apogeo llegó a finales de los ‘50. ¿Un ejemplo? Con un Fiat Abarth 750 diseñado por Bertone en 1956, la marca batió el récord de resistencia y velocidad. El 18 de junio, en el circuito de Monza, batió el récord de 24 horas cubriendo 3.743 km a una velocidad media de 155 km/h. Luego, del 27 al 29 de junio en el mismo circuito, acumuló varios récords: los 5.000 y 10.000 km, las 5.000 millas y también las 48 y 72 horas.

El mismo vehículo fue diseñado por Zagato en dos versiones diferentes: el Fiat Abarth 750 Zagato (1956) y el Fiat Abarth 750 GT Zagato (1956).

La fama del automóvil llegó a oídos de Franklin Delano Roosevelt Jr., hijo del presidente de Estados Unidos, quien partió de inmediato hacia Italia para firmar personalmente un contrato de exclusividad con Abarth para la distribución de estos vehículos.

Abarth: La leyenda del escorpión
El Fiat-Abarth 1000 Monoposto de 1960.

En 1958, Abarth completó una verdadera obra de arte con el nuevo Fiat 500, transformando completamente el pequeño vehículo utilitario y mejorando su potencial al máximo. Ese mismo año, la marca intensificó su colaboración con Fiat, ya que Fiat se comprometió a otorgar los premios en metálico a Abarth dependiendo del número de victorias y récords que el equipo lograra obtener. Lo que sentó las bases de la impresionante racha ganadora que estaba por venir: 10 récords mundiales, 133 récords internacionales, más de 10.000 victorias en circuito.

Los ’60 fueron una etapa de oro para Abarth, que se convirtió en sinónimo de velocidad, valor, prestaciones y desarrollo. Y la lista de vehículos que grabaron el nombre de Abarth en la historia del automovilismo es larga: desde el 850 TC, que salió victorioso en todos los circuitos internacionales, incluido Nürburgring, hasta el Fiat Abarth 1000 Berlina y el 2300 S que obtuvieron una serie extraordinaria de récords en el circuito de Monza a pesar de las duras condiciones climáticas.

Abarth: La leyenda del escorpión
Fiat Abarth 1000 TC Berlina Corsa de 1967.

En 1971, Abarth pasó a ser de propiedad exclusiva del Grupo Fiat y la leyenda continuó con el Fiat 124 Abarth, ganador del título europeo de 1972 y 1975, el 131 Abarth campeón mundial de rally en 1977, 1978 y 1980, y el Ritmo Abarth. Lamentablemente, Carlo Abarth falleció el 24 de octubre de 1979, bajo el signo del Escorpión, al igual que en su nacimiento, que inspiró el emblema que lucen sus vehículos.

El pasado glorioso revivió nuevamente en 2008 cuando se relanzó la marca con una nueva gama creada para los entusiastas del automovilismo, como el Abarth Grande Punto (2007) y el Abarth 500 (2008), además de kits de puesta a punto para cada automóvil y las versiones de carreras del Abarth Grande Punto Rally Super 2000 y Abarth 500 Assetto Corse.

Abarth: La leyenda del escorpiónDesde entonces, se han lanzado continuamente nuevos modelos: el Abarth 695 Tributo Ferrari (2010), el Abarth 595 Yamaha Factory Racing (2015), el Abarth 695 Biposto Record (2015), el Abarth 695 Rivale (2017), el Abarth 124 spider (lanzado en 2106), el Abarth 124 GT y la nueva gama Abarth 595 (ambos introducidos en 2018).

Y hoy, la leyenda del Escorpión continúa con la gama “70th Anniversary” en el Abarth 595 y Abarth 124, además de los flamantes Abarth 595 esseesse y Abarth 124 Rally Tribute.

Categorías
Súper autos

El Abarth 124 rally, listo para derrapar

La prestigiosa firmaba Abarth presentó el Abarth 124 rally, un modelo enfocado en la categoría que le da nombre y que fue diseñado según las especificaciones de la categoría R-GT para competir como coche carreras-cliente en campeonatos FIA.

Abarth decidió así regresar a las carreras como proveedor de vehículos de competición de la máxima calidad y tecnología, ofreciendo a sus clientes un coche con un precio de 140.000 euros (impuestos al margen).

El nuevo Abarth 124 rally fue desarrollado a partir de la base del genial Abarth 124 spider. Se trata de un biplaza de motor delantero-central longitudinal y tracción trasera, que combina una cilindrada de 1,8 litros naftera con tecnologías de vanguardia (inyección directa, turbocompresor, distribución variable…). Monta una caja de cambios SADEV, que transmite el par motriz a las ruedas posteriores, gestionadas por un diferencial autoblocante, ayudado por un control de tracción activo.

Con poco más de mil kilos de peso de homologación, empujados por algo más de 300 caballos de potencia, el Abarth 124 rally promete devolver la espectacularidad a los tramos con sus llamativas evoluciones sobre el asfalto, propias de un tracción trasera.

Además, el auto se destaca especialmente por las grandes semejanzas que establece respecto a la versión de calle, con la que comparte todas las piezas de la carrocería (incluido el capó, los paragolpes o las aletas), además de su disposición mecánica, o el diseño de las suspensiones, equivalente en ambas variables.

Otro de los aspectos a los que se les ha prestado especial atención es al costo por kilómetro. El Abarth 124 rally es una máquina diseñada específicamente para requerir mantenimientos reducidos, lo que permite optimizar los costes operativos de los equipos de carreras que apuesten por él.

El primer Abarth 124 rally tiene dueño. Se trata del equipo SMC Junior Motorsport, que lo utilizará en el Campeonato Español de Rally de Asfalto.

 

[sam_pro id=”0_2″ codes=”true”]
Categorías
Industria

Abarth 124 Spider: Lleno de emociones

Abarth 124 Spider2

“El modelo combina la auténtica experiencia de un roadster lleno de emoción, tecnología y características de seguridad con un toque de innegable diseño italiano”, así definen desde Abarth al 124 Spider, que busca sorprender a una nueva generación de entusiastas con sus prestaciones y su ADN tecnológico.

El nuevo Abarth 124 Spider garantiza todas las emociones y la diversión que sólo un verdadero Spider puede ofrecer. Desarrollado junto con el equipo Abarth Racing, el coche representa los valores más importantes de la marca: rendimiento, capacidad artesanal, excelencia técnica. Este coche está pensado para ponerle una sonrisa en la boca a quien tenga la suerte de conducirlo.

Para brindar un rendimiento dinámico extraordinario, cuenta con un diferencial autoblocante como parte del equipo estándar. El peso se concentra entre los ejes y el motor está montado detrás del eje delantero, garantizando una agilidad incomparable y una experiencia de conducción superior.

Abarth 124 Spider5

Su mecánica sofisticada y el uso de materiales especiales han permitido mantener el peso en tan solo 1.060 kg, lo que produce una relación entre peso y potencia de 6,2 kg/CV, la mejor de su categoría. Además, la distribución perfecta del peso asegura una respuesta y una agilidad excelentes.

La suspensión del 124 Spider cuenta con una suspensión de doble triángulo superpuesto en la parte delantera y una independiente multilink de cinco brazos en la parte trasera. El sistema está calibrado específicamente para aumentar la estabilidad en las esquinas y para la compresión de frenado. La respuesta de la dirección está optimizada gracias a la adopción de una calibración deportiva del sistema de dirección asistida.

Debajo del capó se encuentra un motor 1.4 turboalimentado de 4 cilindros, potente, sumamente fiable y dotado de tecnología MultiAir. El motor desarrolla una potencia de 170 CV (aproximadamente 124 CV por litro) y un par de 250 Nm: con una velocidad punta de 232 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 6,8 segundos.

Abarth 124 Spider4

Además, dado que el sonido del motor es un elemento fundamental de todos los coches Abarth, el equipo estándar incluye el sistema de escape Record Monza de doble modalidad, capaz de modificar la ruta de los gases de escape en función de las rpm del motor, generando un sonido grave maravilloso.

El Spider está disponible con un cambio manual de seis marchas o con una caja de cambios automática secuencial deportiva Esseesse.

Categorías
Historia

Carlo Abarth: El Rey Escorpión

 

Hay historias de éxito, victorias y gloria. Historias románticas, hechas de pasión, amor y locura. Historias míticas, como la de Carlo Abarth. Quienes tuvieron el placer y honor de conocerlo dicen que era un “soñador con los pies en la tierra”: un oxímoron como se desprende de su vida personal, primero en lo deportivo y después como empresario.

Fanático de las carreras desde su juventud, a partir de los años cincuenta Abarth apoyó la producción de componentes especiales y la transformación de las prestaciones para las actividades deportivas. Su gran idea fue la de brindar a la gente la posibilidad de vivir a diario la pasión por los coches y las carreras, haciendo extraordinarios productos creados como normales y transformando a la gente común en pilotos cotidianos. Gracias a Abarth el coche deportivo se convirtió en un sueño alcanzable, no para una pequeña élite, sino para cualquiera que lo deseara. En todos los sentidos, Carlo Abarth puede considerarse como el inventor del concepto de transformación en el campo de la automoción.

Esta actividad le permitió iniciar una aventura de grandes éxitos deportivos e industriales, cuyo eco ha llegado hasta nosotros sorprendentemente fuerte. Incluso hoy en día, tras más de un siglo desde el nacimiento de su fundador, la marca Abarth es conocida en todos los rincones del planeta.

Velocidad, prestaciones y adrenalina: para los fanáticos del motor, el Escorpión será para siempre el símbolo de la epopeya. Por ejemplo, cabe mencionar la empresa personal de Carlo Abarth que, en 1965 con 57 años (nació el 15 de noviembre de 1908 en Viena), perdió más de 30 kg para entrar en el habitáculo del Fiat Abarth 1000 Monoposto Record y batir los récords de aceleración en un cuarto de milla y en 500 metros. O el Fiat Abarth 1000 Pininfarina, cuidadosamente conservado hasta hoy en día, cuya memoria se relaciona con los siete récord batidos en el circuito de Monza por nueve pilotos que corrieron en septiembre de 1960 durante tres días seguidos.

 

Resumiendo, escribir sobre Abarth significa escribir sobre la pasión. Y es precisamente la pasión por la marca la que une a personas de cualquier condición social y de todas las edades. Incentivar sobre todo a los jóvenes, que hoy también pueden compartir de nuevo la emoción de conducir un Abarth por las carreteras todos los días, ha sido una de las razones de peso que han empujado a la marca a revivir en clave actual el glorioso pasado de Abarth, un legado histórico que resulta imposible desvirtuar.

El mito Abarth sigue viviendo hoy en día en el corazón de todos los fans a través de una gama que expresa deportividad sin compromisos gracias al progreso técnico constante, como lo demuestran, por ejemplo, los recién nacidos 595 Yamaha Factory Racing y 695 Biposto Record. El primero rinde homenaje a la prestigiosa colaboración entre la marca del Escorpión y el equipo Movistar Yamaha. De hecho, sinónimo desde siempre de carreras en el mundo del motor, para el bienio 2015 y 2016 Abarth es patrocinador oficial y proveedor oficial de vehículos del equipo que compite en el Mundial de Motociclismo.

El 695 Biposto Record es la versión que celebra el 50 aniversario del récord de aceleración con un vehículo de clase G batido por Carlo Abarth en 1965 en el Autódromo de Monza. Se caracteriza por una exclusiva carrocería “Amarillo Módena” con acabados en color “Tar Cold Grey” y emblema “695 Record” esmaltado en el lateral. Las prestaciones están garantizadas por el diferencial autoblocante mecánico, combinado por primera vez con un cambio de cinco velocidades.

 

Desde 1971, Abarth es propiedad de Fiat Auto y el último vehículo en cuya realización participó activamente el fundador de la marca fue el A112 Abarth. En los años 80 la historia continuó con vehículos célebres como el Fiat 131 Abarth, campeón del mundo de rally, y el Ritmo Abarth.

Carlo Abarth murió el 24 de octubre de 1979 bajo el mismo signo que le vio nacer: el del escorpión.