Fórmula 1

Scarab: el origen y triste final del primer equipo estadounidense de la Fórmula 1

Creado por el magnate Lance Reventlow se presentó en varios Grandes Premios del torneo de 1960.

¡Automundo también en GOOGLE NEWS!

El automovilismo siempre ha estado poblado por herederos de grandes fortunas dispuestos a cambiar algo de su dinero a cambio de reconocimiento en un circuito de carreras. Como hijo de Barbara Hutton, heredera de la fortuna de Woolworths, Lance Reventlow tenía los medios suficientes para perseguir cualquiera de sus ambiciones. Y eso hizo a fines de la década de 1950 cuando creó un equipo que se convertiría en el primero con bandera estadounidense en competir en la Fórmula 1, sin tener en cuenta aquellos que solo corrían en las 500 Millas de Indianápolis.

Reventlow se inició en la escena de los autos deportivos de California en su adolescencia. Se hizo amigo de James Dean y compitió en California y Europa, antes de crear la marca Scarab a través de Reventlow Automobiles Inc. (RAI) en septiembre de 1957.

Lance Reventlow
Lance Reventlow, el fundandor de Reventlow Automobiles Inc. y Scarab.

A pesar de sus raíces en el hot rod, RAI no era un grupo de aficionados ya que contaba con los servicios de los mejores ingenieros del sur de California, incluidos Troutman-Barnes, Phil Remington y el genio artístico de los diseños Von Dutch.

Los Scarab Mk I y Mk II fueron los autos deportivos más rápidos de Estados Unidos y superaron a los Ferrari en su camino para ganar el Campeonato SCCA de 1958 con Chuck Daigh. Sin embargo, Reventlow quería más…

Con el objetivo de competir en el torneo de 1959 de la Fórmula 1, RAI se dedicó a aplicar la misma calidad de construcción e ingeniería a un automóvil Grand Prix con motor delantero.

Se contrató a Leo Goosen de Offenhauser para desarrollar un motor de 2.5 litros, que colocó de costado para reducir el centro de gravedad, mientras que se empleó inyección de combustible Hilborn a través de una culata de cilindros de doble leva con válvulas desmodrómicas. Los únicos componentes no estadounidenses fueron los frenos de disco Girling.

Lance Reventlow
Lance Reventlow en el debut de Scarab en el GP de Mónaco.

La búsqueda de la perfección de la RAI resultó ser su peor enemigo. Al producir un automóvil de ingeniería tan hermosa, sus escalas de tiempo de desarrollo se extendieron más allá de la temporada de 1959 hasta 1960.

Scarab se presentó en el Gran Premio de Mónaco, la segunda fecha del torneo, con dos autos: el GP-2 para el mismísimo Reventlow y el GP-1 para Daigh. Además, se preparó una tercera unidad para tenerla como muletto.

En el Principado, Reventlow luchó por mejorar en un tiempo de 1:48.5, registro que finalmente lo dejó fuera de la grilla. Para ayudar a comprender sus problemas, el inglés Stirling Moss probó GP-2 y registró un tiempo dos segundos más rápido que el 1:47 de Daigh, que también quedó eliminado en la clasificación..

El ritmo despiadado del desarrollo de aquella Fórmula 1 les pasó factura a muchos equipos. Durante 1960, Aston Martin, BRM, el mismo Scarab, Vanwall y, finalmente, Ferrari, vieron cómo sus vehículos con motor delantero perdían terreno lentamente; mientras los Cooper y Lotus con motor central desaparecían en la distancia.

Chuck Daigh
Tras la F.1, Chuck Daigh corrió con el Scrab en la Fórmula Intercontinental.

En Zandvoort, escenario del Gran Premio de Holanda, Reventlow logró clasificar al GP-2, pero una diferencia en el reparto de dinero con los organizadores motivó al estadounidense a retirar a sus autos.

El Gran Premio de Bélgica en Spa-Francorchamps, finalmente, Scarab tuvo su debut en la F.1. Reventlow largó 15°, pero abandonó por problemas en el motor. Daigh, en tanto, partió 17° y también desertó por el mismo motivo mecánico.

Mientras que el Gran Premio de Francia en Reims concluyó sin participación, esta vez quedó afuera Richie Ginther, quien se había puesto detrás del volante de un Scarab inscripto por RAI.

En el Gran Premio de los Estados Unidos, que se realizó en Riverside el 20 de noviembre de 1960, Scarab tuvo una actuación a la altura de lo que había prometido

Reventlow: Daigh terminó décimo en el chasis GP-2 por delante de varios competidores con motor central.

Debido a las regulaciones de F.1 para 1961 que redujeron el tamaño del motor a 1.5 litros de capacidad, Scarab decidió permanecer en Europa para competir en la Fórmula Intercontinental, donde Daigh terminó octavo en Goodwood antes de finalizar séptimo en la siguiente ronda en Silverstone.

Scarab
El Scarab GP-2 que utilizó Chuck Daigh en el GP de Estados Unidos de 1960.

En una segunda competencia realizada en Silverstone, en julio, Daigh fue protagonista de un fuerte accidente que dañó severamente al auto. Los restos de la máquina se enviaron de regreso a la sede de RAI en Estados Unidos y se desmontaron en busca de piezas antes de desechar el chasis.

Después de ese episodio Reventlow se cansó de las carreras y decidió cerrar las puertas de RAI, alquilando la sede de Venice Beach a Carroll Shelby para lanzar Shelby American.

No obstante, la semilla que plantó Reventlow tuvo sus frutos en Eagle y Penske, que corrieron y ganaron en la Fórmula 1 en décadas de 1960 y 1970; o Shadow y Haas, que está en la categoría desde 2016.

Contenido patrocinado
🎙️ MOTORBIT

Automundo

Automundo es el blog sobre noticias de la industria automotriz, el deporte motor y la cultura fierrera. Director: Diego Durruty.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados

Ads

Volver al botón superior

Adblock detectado

Los anuncios financian nuestro contenido. Considere apoyarnos mediante la inclusión de Automundo en la lista blanca. Solo toma un segundo, es fácil de hacer y no le costará nada. Apreciaríamos su apoyo y gracias por su visita.