Industria

El riguroso control de calidad de Nissan en sus pick-ups

Tras superar seis pasos cruciales, cada Frontier fabricada en la Fábrica Santa Isabel se prepara para su entrega a los consumidores de América Latina.

En la Fábrica Santa Isabel de Nissan, ubicada en la provincia de Córdoba, la ingeniería japonesa se pone a prueba día tras día en una exhaustiva evaluación. Cada una de las Nissan Frontier que sale de esta planta es sometida a una rigurosa pista de pruebas, un paso esencial en el proceso de control de calidad que la automotriz lleva a cabo. El compromiso es claro: entregar productos seguros a los consumidores y contribuir a un futuro en el que las fatalidades en la carretera sean cosa del pasado.

La atención se centra en cada detalle cuando las pick-ups Frontier ingresan a la pista de pruebas. Los profesionales de ingeniería están en busca de posibles ruidos, tanto en el interior de la cabina como en el exterior, que puedan requerir ajustes mecánicos. La premisa es clara: ningún aspecto es demasiado pequeño para ser considerado en la búsqueda de la perfección.

El riguroso control de calidad de Nissan en sus pick-ups

El control de calidad no se detiene en la detección de ruidos. La verificación de las prestaciones es esencial para garantizar que cada componente del vehículo funcione de manera óptima. Desde los frenos hasta la dirección, pasando por la caja de velocidades, el freno de mano y la suspensión, cada aspecto es evaluado minuciosamente para asegurar su desempeño impecable en las carreteras.

Ads 1

El enfoque en los detalles es evidente en la verificación estática. Cada función y equipamiento de la pick-up se somete a un escrutinio minucioso. Luces, bocina, estéreo, traba de puertas, levantavidrios, botones interiores, techo solar, calefacción de asientos, desempañador, limpiavidrios, calefacción/aire acondicionado, regulación de asientos, comandos de volante, entre otros, son examinados para asegurar su correcto funcionamiento.

El riguroso control de calidad de Nissan en sus pick-ups

La prueba dinámica lleva la evaluación un paso más allá. Los mismos puntos inspeccionados en la verificación estática son revisados nuevamente, pero esta vez con la Nissan Frontier en movimiento. Además, se inspecciona el compartimento del motor para confirmar la ausencia de pérdidas de fluidos, conexiones inadecuadas o elementos mal montados.

Ads 2

La resistencia ante el agua es crucial, por lo que la Frontier es sometida a una lluvia constante desde diversos ángulos durante aproximadamente 30 minutos. Esta prueba rigurosa asegura que no haya ningún ingreso de agua en el vehículo, fortaleciendo la confianza en su durabilidad.

El riguroso control de calidad de Nissan en sus pick-ups

Una vez superados estos seis pasos de evaluación, las pick-ups producidas en la Fábrica Santa Isabel están listas para llegar a los consumidores en Brasil, Chile y Colombia. Cada vehículo entregado no solo representa calidad y desempeño, sino también el compromiso de Nissan con la seguridad vial y su visión a largo plazo llamada Nissan Ambition 2030, que aspira a un futuro sin fatalidades en la carretera.

Ads

Automundo

Automundo es el blog sobre noticias de la industria automotriz, el deporte motor y la cultura fierrera. Director: Diego Durruty.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ads

Volver al botón superior

Adblock detectado

Los anuncios financian nuestro contenido. Considere apoyarnos mediante la inclusión de Automundo en la lista blanca. Solo toma un segundo, es fácil de hacer y no le costará nada. Apreciaríamos su apoyo y gracias por su visita.