Motorsport

Las aventuras del Huayra de Heriberto Pronello en Gran Bretaña

El SP fabricado en los años ’60 fue probado con éxito en Catesby Tunnel propiedad del ingeniero argentino Sergio Rinland.

El prototipo Pronello Huayra Ford, creado a fines de la década de 1960 por Heriberto Pronello para la extinta categoría Sport Prototipo, está desde hace varios días en Inglaterra. ¿El motivo? Realizar un estudio sobre su aerodinámica y, además, exhibirlo en el Festival de la Velocidad de Goodwood.

El primer compromiso ya se llevó a cabo. Se realizó en el Catesby Tunnel, un antiguo túnel ferroviario de 2,7 kilómetros donde los autos ruedan en línea recta. Este ensayo fue supervisado por el ingeniero argentino Sergio Rinland, con experiencia en varios equipos de la Fórmula 1 y uno de los propietarios de este complejo.

Huayra FoS

Fue justamente Rinland, quien convenció a Zeziola de hacer esta aventura, que terminará con la exposición del prototipo de Pronello en el mítico FoS, del 13 al 16 de julio.

Ads 1

LAS PRUEBAS DEL HUAYRA EN CATESBY TUNNEL

“Para la prueba tuvimos la ayuda de alumnos de Oxford Brookes Universtity, que se encargaron de la instrumentación del auto. Ahora se están elaborando los resultados”, le dijo Rinland a Automundo.

“Heriberto Pronello fue un adelantado. El Huayra se diseñó con efecto suelo diez años antes que esto se usara en la Fórmula 1”, agregó el ingeniero, que trabajó en Brabham, Williams, Sauber, entre otros equipos.

Huayra FoS

Ads 2

Las pruebas en el Catesby Tunnel se realizaron con los dos tipos de colas que utilizaba el Huayra, la corta y la larga, que se colocaban según el tipo de circuito donde se corría.

El Huayra tuvo su génesis en 1966 mientras Pronello trabajaba para el equipo oficial IKA. El vehículo debutó en 1969 en las pistas argentinas con mecánica Ford en el extinto SP.

EL VELOZ HUAYRA

De líneas puras, sencillas y altamente estilizadas, el Huayra fue diseñado de manera que el aire no solo ofrezca la menor resistencia posible, sino que además contribuya a su performance. Casi todo en el Huayra se construyó subordinado a ese requisito, lo que denotó que más allá de la estética primó el diseño, cosa atípica para aquellos años.

Al vehículo, de 4,35 metros de largo, 1,88 m de ancho y 1,10m de alto, se lo dotó de un motor Ford V8 con cuatro carburadores Webber 48-48 verticales. Gracias a los 270 caballos de potencia y a la eficaz aerodinámica con un coeficiente de 0,22, el Huayra superaba con facilidad los 300 km/h de velocidad final.

Ads

Diego Durruty

Soy un periodista con más de 30 años en el ruedo. Arranqué en revistas como CORSA, El Gráfico, Coequipier y SóloTC, pero también me aventuré en el mundo digital en SportsYa!, e-driver.com y kmcero.com. Si eso no te sorprende, también me escuchaste en las radios Rock&Pop y Vorterix.com. Ah, y no puedo olvidar mis coberturas del rally Dakar para la agencia alemana dpa. Hoy en día, soy el director de Automundo.com.ar y NacionRPM.com, y para que no se me escape nada, también conduzco el podcast Motorbit y el magazine Dos Tipos Audaces en Spotify. ¡No hay quién me pare, amigo!

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ads

Volver al botón superior

Adblock detectado

Los anuncios financian nuestro contenido. Considere apoyarnos mediante la inclusión de Automundo en la lista blanca. Solo toma un segundo, es fácil de hacer y no le costará nada. Apreciaríamos su apoyo y gracias por su visita.