Historia

Benedicto Campos: el motivo que le impidió seguir el camino de Juan Manuel Fangio

Considerado como uno de los grandes talentos de su generación, Benedo mostró su talento en Europa, pero no pudo llegar a correr en la Fórmula 1 por una situación muy particular...

En la tranquila ciudad de Las Grutas, nació un 29 de octubre de 1912 un hombre que estaba destinado a dejar su huella en el mundo del automovilismo: Benedicto Campos, quien encontró su pasión por la velocidad de joven y la llevó consigo toda su vida, incluso cuando las circunstancias conspiraron en su contra.

Con apenas 23 años, Benedo se lanzó a las pistas con un Dodge de 1927 que él mismo había preparado. Su determinación lo llevó a transformar un Ford T en un bólido de carreras. De aquel proyecto aún resuena la anécdota de un descuido que pudo solucionar con algunos amigos. Armó el auto dentro de una pieza que estaba al fondo de su casa y cuando lo terminó se dio cuenta que no pasaba por la puerta. Afortunadamente, lo solucionó con la ayuda de sus colaboradores, quienes lo pusieron de costado para sacarlo…

¿Quién fue Benedicto Campos?
Foto: Archivo Revista CORSA.

“Con ese Ford T me cansé de ganar carreras. Fíjese que me invitaban a correr y cuando los demás pilotos se enteraban que iba les decían a los organizadores que si yo corría, no corrían ellos…”, recordó en una entrevista a CORSA.

En 1940, Campos compró una cupé Ford y participó en las Mil Millas del Avellaneda Automóvil Club. Ganó la primera etapa en tiempo récord, aunque ocupó una discreta posición en la clasificación general. Durante 1941 compitió con suerte variada. La  Segunda Guerra Mundial le puso un paréntesis a la disciplina y recién volvió a competir a fines de 1946.

Ads 1
¿Quién fue Benedicto Campos?
Foto: Archivo Revista CORSA.

Sus mayores logros y reconocimiento los consiguió sobre un Ford A bautizado como La Betty, en honor a su hija que lo acompañaba a las carreras. Lo vendió y recuperó varias veces. La última vez que lo puso en venta fue para viajar a Europa en 1949 como parte junto a Juan Manuel Fangio de un equipo apadrinado por el Automóvil Club Argentino y el gobierno de Juan Domingo Perón.

SU CAMPAÑA EN EUROPA

A su llegada al Viejo Mundo, Fangio y Campos alquilaron la estructura que había fundado Achille Varzi, fallecido en 1948. Así nació la Escuadra Argentina Achille Varzi con la preparación y dirección técnica de Amadeo Bignami.

Los argentinos corrieron en la Fórmula Internacional, torneo que en 1950 conseguiría estatus de Mundial y que trascendería con el nombre de Fórmula 1

Campos debutó en suelo europeo el 3 de abril de 1949 con un meritorio cuarto puesto en San Remo (Italia). El 18 de abril terminó tercero en Pau (Francia), después de recuperarse de la rotura de un neumático.

Benedicto Campos: el motivo que le impidió seguir el camino de Juan Manuel Fangio
Foto: Archivo Revista CORSA.

El 8 de mayo repitió el tercer puesto en Perpignon (Francia) y días más tarde, el 22 de mayo, en Marsella (Francia) ganó una serie de tras una épica batalla con Maurice Trintignant. En la final, en tanto, arribó en el quinto puesto.

En el circuito belga de Spa-Francorchamps se inicia la serie cuatro abandonos consecutivos con los que termina el año. Algunos suceden mientras marchaba en los primeros puestos como en Albi (Francia), estaba tercero; o en  Reims (Francia), donde venía ganando.

Ads 2

BOICOTEADO POR RAZONES POLÍTICAS

A pesar de sus logros y sus buenos desempeños en Europa, el destino le jugó una carta amarga. Boicoteado por razones políticas en su Argentina natal, Benedo se encontró luchando contra una marejada burocrática que le robó la oportunidad de competir en la joven Fórmula 1.

Benedicto Campos: el motivo que le impidió seguir el camino de Juan Manuel Fangio
Foto: Archivo Revista CORSA.

Campos intentó intervenir a principios de 1950 en la Temporada Internacional que se llevaba a cabo en varios circuitos de la Argentina, pero fue boicoteado por cuestiones políticas a pesar de que era considerado uno de los mejores pilotos del país.

Yo no le dedicaba el triunfo a nadie y tampoco tenía preferencias por ninguno. Entonces era contra. Lo único que quería era correr en igualdad con los demás y demostrarle a los extranjeros lo que podíamos hacer los argentinos”, aseveró años después en una entrevista.

Lo que le ocurrió a Campos ya le había pasado a Eusebio Marcilla, ignorado durante buena parte de su campaña deportiva por el periodismo porque tampoco le dedicaba sus resultados a Eva Perón como era habitual en aquellos años.

Eusebio Marcilla, el piloto al que nadie podía nombrar

Pese a las trabajas logró correr en Rosario y después de pelear en los primeros puestos contra Luigi Villoresi, Nino Farina y el propio Fangio terminó segundo detrás de Villoresi después de recuperarse de un trompo y entrar a boxes a cambiar un neumático.

Campos no pudo volver a Europa para formar parte del primer Mundial de F.1, pero ese año se consagró en Fuerza Libre con un auto equipado con motor Cadillac.

Años después de retirarse de las pistas, Benedo no se alejó del deporte que amaba. Como comisario deportivo, guió a las nuevas generaciones de pilotos en las categorías cafeteras y Mar y Sierras, dejando una marca imborrable en el automovilismo local.

El 8 de febrero de 1972, en la oscuridad de la madrugada, Benedo comenzó su último viaje. En medio de la carretera, a la altura de Chascomús, un infarto lo sorprendió. Estaba en compañía de su amada hija Betty, quien tomó el volante y logró detener el vehículo.

Hoy, en Quequén, donde vivió desde pequeño, una avenida lleva el nombre de Benedicto Campos y un monumento se alza en su honor, recordando a todos que incluso cuando los sueños son truncados, la pasión perdura.

Ads

Diego Durruty

Soy un periodista con más de 30 años en el ruedo. Arranqué en revistas como CORSA, El Gráfico, Coequipier y SóloTC, pero también me aventuré en el mundo digital en SportsYa!, e-driver.com y kmcero.com. Si eso no te sorprende, también me escuchaste en las radios Rock&Pop y Vorterix.com. Ah, y no puedo olvidar mis coberturas del rally Dakar para la agencia alemana dpa. Hoy en día escribo en Automundo.com.ar y para que no se me escape nada, también conduzco el magazine Dos Tipos Audaces (Spotify, YouTube y Campeones Radio). ¡No hay quién me pare, amigo!

Artículos relacionados

3 comentarios

  1. Excelente,le agradezco por traer recuerdos , de uno de tantos corredores, que hicieron grande el automovilismo argentino,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ads

Volver al botón superior

Adblock detectado

Los anuncios financian nuestro contenido. Considere apoyarnos mediante la inclusión de Automundo en la lista blanca. Solo toma un segundo, es fácil de hacer y no le costará nada. Apreciaríamos su apoyo y gracias por su visita.