Fórmula 1

Guanyu Zhou le agradece al Halo por salvarle la vida

El chino protagonizó un espectacular accidente durante la largada del Gran Premio de Gran Bretaña de Fórmula 1.

¡Automundo también en GOOGLE NEWS!

El Halo, esa pieza de titanio situada por encima del habitáculo de los monoplazas de Fórmula 1 para proteger al piloto, volvió a cumplir su cometido este domingo en el espectacular accidente producido unos segundos después de la salida del Gran Premio de Gran Bretaña, en Silverstone.

“Estoy OK, todo está bien. El Halo me salvó”, declaró el chino Guanyu Zhou (Alfa Romeo) en su cuenta de Twitter poco después de haber abandonado el centro médico del circuito británico.

Guanyu Zhou

“Nunca es agradable ver cosas así y quedó demostrado una nueva vez hoy que el Halo mejora enormemente la seguridad”, declaró por su parte el neerlandés Max Verstappen (Red Bull). “Creo que sin él, Zhou se encontraría en otro estado diferente”, agregó el campeón y líder del torneo.

En la salida de esta décima fecha del Mundial, los monoplazas del francés Pierre Gasly (AlphaTauri), el inglés George Russell (Mercedes) y Zhou entraron en contacto al acercarse a la primera curva.

El auto de Zhou se salió de la pista boca abajo y terminó al otro lado de las barreras de seguridad, en el espacio que separa la pista de los espectadores. En ese violento choque, el Halo, esa pieza de titanio de 10 kilos diseñada para resistir un peso de 12 toneladas, demostró una vez más su utilidad y su efectividad.

Desde su implantación en la Fórmula 1 en la temporada 2018, ese apéndice demostró su pertinencia en varias ocasiones.

Como en 2018 en el Gran Premio de Bélgica cuando, tocado por el alemán Nico Hülkenberg (Renault), el McLaren del español Fernando Alonso salió por los aires y terminó sobre el Sauber del monegasco Charles Leclerc. “Es una buena prueba de su utilidad”, había asegurado entonces Alonso sobre el dispositivo de protección

Lewis Hamilton y Max Verstappen

O como en septiembre de 2021 en un impresionante choque entre Verstappen, entonces líder del Mundial, y su perseguidor, el inglés Lewis Hamilton (Mercedes), en el Gran Premio de Italia en Monza, que habría podido tener consecuencias dramáticas sin esa pieza. “El Halo salvó sin duda la vida de Lewis”, había afirmado aquel día Toto Wolff, responsable del equipo alemán.

Criticado por varias razones a su llegada, por su forma antiestética y por su impacto en la visibilidad de los pilotos y espectadores, el Halo dio prueba una vez más este de su eficacia.

Contenido patrocinado
Ads

Diego Durruty

Periodista con 32 años de trayectoria. Trabajó en las revistas CORSA, El Gráfico, Coequipier y SóloTC, en los sitios de Internet SportsYa!, e-driver.com y kmcero.com y en las radios Rock&Pop y Vorterix.com. Realizó coberturas del rally Dakar para la agencia alemana dpa. En la actualidad es director de los portales Automundo.com.ar y NacionRPM.com, conduce el podcast Motorbit y el magazine Dos Tipos Audaces (ambos en Spotify). Además, es columnista en MundoSport (AM 570).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos relacionados

Volver al botón superior

Adblock Detectado

Los anuncios financian nuestro contenido. Considere apoyarnos mediante la inclusión de Automundo en la lista blanca. Solo toma un segundo, es fácil de hacer y no le costará nada. Apreciaríamos su apoyo y gracias por su visita.