Así investiga la FIA el caso del Mercedes Rosa, el auto de Racing Point

El RP20 de este año fue denunciado por Renault por contar con los mismos conductos de freno que el W10 que usó Mercedes el año pasado.

Por estos días, una de las prioridades de la Federación Internacional del Automóvil es determinar si el RP20 que utiliza el equipo Racing Point es legal. Las dudas comenzaron ya en las pruebas de pretemporada de febrero pasado cuando varios equipos de la categoría pusieron el grito en el cielo por su semejanza con el W10 que usó Mercedes en 2019.

Si bien la FIA determinó su legalidad del vehículo tras una inspección a la fábrica de la escudería apuntada, Renault hizo una denuncia formal sobre estos monoplazas luego del GP de Estiria. El reclamo apuntó a los conductos de aire de los frenos delanteros y traseros del auto que, según el Rombo, son idénticos a los utilizados por las Flechas de Plata en la temporada pasada.

Lance Stroll
Foto: www.xpbimages.com.

Con ese reclamo en sus manos, el departamento técnico de la FIA puso manos a la obra. Lo primero que hicieron los expertos de la entidad fue confiscar los conductos cuestionados. Se llevó ocho piezas y las comparó entre sí. Ese análisis determinó que todas las piezas eran idénticas. Tras la inspección, se devolvieron seis conductos y retuvieron dos, uno delantero y otro trasero.

Posteriormente, se le solicitó a Mercedes que le entregar los conductos que utilizó el año pasado en sus autos. Además, les pidió tanto al team alemán como al inglés que les envíe los datos CAD de esos componentes para hacer una comparación detallada y comprobar sin tiene un funcionamiento similar.

Whatsapp
HACÉ CLICK AQUÍ.

“Cuando fuimos a la fábrica e investigamos este asunto no nos detuvimos concretamente en los conductos de aire de los frenos. Revisamos, principalmente, el resto del coche y vimos que era muy posible que Racing Point cambiara todo en base solamente a unas fotos. Nos mostraron cómo lo habían hecho y estábamos satisfechos del proceso que habían seguido”, explicó Nikolas Tombazis, unos de los responsables del departamento técnico de la FIA.

Tombazis también aclaró que uno de los puntos importantes de la investigación es comprobar si hubo intercambio de información entre Mercedes y Racing Point sobre una pieza que no estaba en la lista de piezas que debe desarrollar y construir un equipo en 2019, pero sí en 2020.

“Si se hubiera descubierto que Mercedes por ejemplo, les había dado información sobre el difusor, entonces ambos equipos estarían en un problema serio y profundo. Pero para ser claros, no tenemos tal indicación ahora mismo. Si en la investigación descubrimos que Mercedes ha transmitido información sobre los conductos de aire durante 2020, entonces sí. En ese caso Mercedes estaría implicado, pero no tenemos tales indicaciones”, admitió.

HABRÍA MÁS DENUNCIAS

En la FIA espera que mientras se determine la legalidad de los componentes del bólido de Racing Point, Renault u otros equipos sigan denunciando al RP20. “Tienen el derecho de protestar en otros Grandes Premios hasta que se juzgue el asunto. Del mismo modo, Racing Point tiene el derecho de competir con esos componentes u otros dependiendo de si están seguros de que vayan a ganar el caso o no”, admitió Tombazis.

¿Y cuándo se sabrá si el RP20 es legal? En principio, Racing Point tiene dos semanas más para presentar los datos que le solicitó la FIA. A partir de ahí, los técnicos de la entidad darán a conocer su veredicto y, según qué suceda y cómo tome el denunciante y el denunciado esa resolución, podría haber una nueva instancia en el Corte Internacional de Apelaciones. Es decir que a fines de agosto se podría tener el capítulo final de esta historia.

LA HISTORIA DEL MERCEDES ROSA

Tags
Ads
Patronelli ATV 728×90

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker