Motorsport

El acuerdo que rompió la ACTC y que pone en jaque al automovilismo argentino

En 2001 la entidad teceísta reconoció al Automóvil Club Argentino como la única entidad con el poder deportivo en el país.

El automovilismo argentino está en medio de una grave crisis debido al enfrentamiento entre el Automóvil Club Argentino y la Asociación Corredores Turismo Carretera por el poder deportivo en la Argentina. Aunque el ACA es la entidad que ostenta ese poder delegado por la Federación Internacional del Automóvil, la ACTC ha decidido ir en contra de estos estamentos al fiscalizar desde este año las categorías Turismo Nacional y Turismo Pista y crear un nuevo campeonato de monopostos con los equipos que hasta el año pasado corrieron en la Fórmula Nacional.

Aunque para muchos esto es una consecuencia directa del desinterés mostrado en su momento por el ACA para regular el automovilismo a través de la Comisión Deportiva Automovilística; la realidad indica que con esta actitud la entidad teceista ha roto de manera unilateral un acuerdo que databa de 2001.

La ACTC ningunea al ACA con esta decisión

A fines del 2000, la ACTC también había incrementado su poder aceptando fiscalizar a categorías que estaban bajo la órbita del ACA como el TN y el GTA. Esto desencadenó en un grave conflicto que, por ejemplo, impedía que pilotos con licencias de la ACTC corriesen en los campeonatos fiscalizados por el ACA y viceversa.

Ads 1

Algo que pocos recuerdan -o que directamente prefieren obviar para defender sus intereses- es que aquella disputa se terminó porque la ACTC aceptó que el ACA era la única entidad que tenía el poder deportivo otorgado por la FIA.

El automovilismo argentino en grave crisis... Estalló la guerra entre la ACTC y el ACA

Es decir que con su actitud de volver a fiscalizar categorías que estaban bajo el paraguas del ACA, la ACTC comente una falta que podría tener graves consecuencias. Ya lo indica el Código Deportivo Internacional (CDI) de la FIA, que la propia ACTC se comprometió a respetar al reconocer al ACA como la Autoridad Deportiva Nacional (ADN).

Ads 2

QUÉ DICE EL CDI SOBRE LA DELEGACIÓN DEL PODER DEPORTIVO

ARTÍCULO 1.6: Cada ADN podrá delegar en otros clubes de su país, la totalidad o parte de los poderes deportivos que le han sido conferidos por el Código, pero solamente con la aprobación previa de la FIA.

ARTÍCULO 1.7: Una ADN puede retirar su delegación, siempre y cuando se lo notifique a la FIA.

 ARTÍCULO 2: Todas las Competiciones organizadas en un país representado por la FIA se rigen por el Código (CDI).

A medidos de abril de 2001, después de varios meses de disputa, el ACA y la ACTC emitieron de manera conjunta un comunicado de prensa en el que anunciaron el fin de esa pelea por el poder deportivo y establecieron cómo se regularía el automovilismo argentino a partir de ese momento.

Tim Malyon, nuevo director deportivo de la FIA

“Con fecha 11 de abril de 2001, la Asociación Corredores Turismo Carretera (ACTC) dirigió una nota al presidente del Automóvil Club Argentino (ACA), en la cual en su punto primero le reconoce a dicha institución el poder deportivo para la actividad del automovilismo, tanto en la actividad nacional como internacional y como surge de las normas de la Federación Internacional del Automóvil (FIA) desde 1926”, explicaba el comunicado.

En el segundo punto de la referida nota, la ACTC hizo mención a sus actividades como ente fiscalizador desde el 20 de mayo de 1979, reconocidos por ley nacional Nº 24.052 y provincial Nº 12.391 y con una trayectoria acreditada y de conocimiento público.

Ante estas circunstancias solicitaron al ACA que en su condición de autoridad deportiva nacional y conforme a las normas del Estatuto de la FIA y al Código Deportivo Internacional (CDI), el reconocimiento de la actividad de fiscalización, que venían desarrollando para las categorías Turismo de Carretera, Turismo Carretera Pista y Top Race.

“Atento esta solicitud de la ACTC, con fecha 16 de abril de 2001, la Comisión Deportiva Automovilística (CDA) del ACA acusó recibo con beneplácito de la nota de esta entidad, destacando el común propósito en aras del logro de un ordenamiento normativo de todo el deporte automovilístico de la República Argentina”, se explicó al respecto.

“De acuerdo con la solicitud de la ACTC, el Automóvil Club Argentino delegará de conformidad con lo señalado en el inc. C) del Art. 5 del Estatuto de la FIA el ejercicio del poder deportivo en forma selectiva en la ACTC para la realización de su actividad fiscalizadora en las categorías antes mencionadas”, se agregó.

Tras este acuerdo, tanto el ACA y la ACTC, “establecieron de común acuerdo las pautas de dicha delegación”, lo que fue comunicado oportunamente a la FIA.

Para que el traspaso fuese prolijo, el TN, el GTA y las Súper Pick-Up, una categoría de camionetas similar a la actual TC Pick-Up, fueron fiscalizados por la ACTC durante el resto del 2001 y recién en 2002 pasaron al ACA.

¿QUÉ SE DIJO TRAS EL AQUEL ACUERDO?

Oscar Aventin
Oscar Aventin, secretario general de la ACTC durante el conflicto con el ACA en 2001.

“Este es un paso importante porque llevamos muchos meses de diálogo, nunca se ha interrumpido en todos los niveles. La gente de la ACTC quiere llevar tranquilidad a todos los pilotos y a todas las categorías, porque todo va a seguir igual. La ocasión impone dejar de lado cualquier idea soberbia. Tenemos que tratar de trabajar en conjunto para que los pilotos tengan allanado los problemas que algunos tuvieron durante lo que va del año”, explicó Oscar Aventin, entonces secretario general de la ACTC, en una entrevista en Vuelta Previa.

“Ahora habrá que seguir trabajando en conjunto para implementar una serie de medidas a cumplir, como por ejemplo que no haya superposición de categorías, no crear nuevas categorías y fortalecer las que ya existen, el reconocimiento de licencias y penalidades”, destacó”, agregó el Puma, que en 2002 se convirtió en presidente de la entidad.

Mientras que Fernando Boggio, quien era el referente del ACA, explicó: “Esto es histórico. Es la primera vez que en 22 años sacamos un comunicado en forma conjunta.

Trabajando en conjunto las cosas van a ser mucho mejor que hasta ahora. No nos vamos a equivocar, estamos totalmente seguros, sabemos hacia dónde tenemos que apuntar. Si no sabemos aprovechar estas circunstancias, quiere decir que no aprendimos nada”.

Dos décadas después la disputa por el poder deportivo en la Argentina vuelve a estar en boca de todos. Evidentemente, no se aprendió nada…

¿LAS CATEGORÍAS DE LA ACTC PUEDEN SER ILEGALES?

¡Mariano Werner, campeón 2023 del Turismo Carretera!
Foto: Prensa ACTC.

Se sabe que la FIA ya está al tanto de este nuevo conflicto entre el ACA y la ACTC. Si las entidades no llegan a un acuerdo, la ACTC correría con la peor parte. No solo porque los pilotos que tienen sus licencias podrían ser sancionados, sino también porque sus campeonatos podrían ser consideradas ilegales, con todo lo que eso significa. Eso se desprende de los siguientes artículos del CDI.

ARTÍCULO 2.1.2 ORGANIZACIÓN DE LAS COMPETICIONES

Las competiciones podrán ser organizadas en cada país (2.1.2.b) por un club del automóvil o, excepcionalmente, por otra agrupación deportiva cualificada, siempre y cuando dicho club o dicha agrupación cuenten con un Permiso de Organización.

ARTÍCULO 2.3 COMPETICIÓN NACIONAL

2.3.1: Una Competición Nacional está bajo la exclusiva supervisión deportiva de una ADN, que ejerce su poder de reglamentación y de organización (en particular en virtud de su reglamento deportivo nacional) respetando las condiciones generales de aplicación del Código.

ARTÍCULO 2.4.4 CAMPEONATOS NACIONALES

2.4.4.a Solo las ADN correspondientes pueden autorizar un Campeonato Nacional.

2.4.4.b Los Campeonatos Nacionales solo podrán ser organizados por una ADN, o por otro organismo con el permiso por escrito de dicha ADN.

ARTÍCULO 3.3 EXPEDICIÓN DE UN PERMISO DE ORGANIZACIÓN

3.3.1 En cada país donde exista una ADN, dicha ADN tendrá derecho a expedir un Permiso de Organización según el formato de su elección.

3.3.2 Todo Organizador que presente una solicitud de Permiso de Organización podrá obtener dicho Permiso de Organización siempre y cuando cumpla los criterios del Código y las reglas deportivas y técnicas aplicables de la FIA y, si procede, de la ADN correspondiente.

Que el ACA haya estado en un letargo durante varios años -vaya a saber uno porqué- no significa que la institución no se despierte de una buena vez y decida regular el automovilismo y no  solo fiscalizarlo. Si es así no sería de extrañar que el ACA, avalado por la FIA, tome las medidas necesarias para que la propia ACTC cumpla con lo que pactó en 2001.

Ads

Diego Durruty

Soy un periodista con más de 30 años en el ruedo. Arranqué en revistas como CORSA, El Gráfico, Coequipier y SóloTC, pero también me aventuré en el mundo digital en SportsYa!, e-driver.com y kmcero.com. Si eso no te sorprende, también me escuchaste en las radios Rock&Pop y Vorterix.com. Ah, y no puedo olvidar mis coberturas del rally Dakar para la agencia alemana dpa. Hoy en día, soy el director de Automundo.com.ar y NacionRPM.com, y para que no se me escape nada, también conduzco el podcast Motorbit y el magazine Dos Tipos Audaces en Spotify. ¡No hay quién me pare, amigo!

Artículos relacionados

2 comentarios

  1. Diego, a mi entender la FIA, los va a sentar a los de la CDA y A.C.T.C., y les va a dar unos tirones de orejas, y les va a decir trabajen para hacer rico, el automovilismo, no para destruir..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ads

Volver al botón superior

Adblock detectado

Los anuncios financian nuestro contenido. Considere apoyarnos mediante la inclusión de Automundo en la lista blanca. Solo toma un segundo, es fácil de hacer y no le costará nada. Apreciaríamos su apoyo y gracias por su visita.