Download WordPress Themes, Happy Birthday Wishes
Historia

6/2/1949: El día que Oscar Gálvez le ganó a los europeos

Hace 70 años el Aguilucho se convirtió en el primer piloto argentino en batir a los ases del Viejo Mundo en una carrera realizada en el callejero de Palermo y ante una lluvia torrencial. El recuerdo de esa epopeya y el pedido por una rectificación.

Hay fechas que merecen estar marcadas en rojo en el calendario de cualquier fierrero argentino. Una de ellas es la del 6 de febrero porque ese día de 1949 un compatriota derrotó por primera vez a los pilotos extranjeros. El responsable de ese hito fue Oscar Alfredo Gálvez, quien por ese entonces ya contaba con dos títulos en el naciente Turismo Carretera (1947 y 1948).

6/2/1949: El día que Oscar Gálvez le ganó a los extranjeros
Oscar Gálvez, con su habitual sonrisa, sobre su Alfa Romeo de 1938.

A fines de la década de 1940 nuestro país recibió a los ases europeos en las llamadas “Temporadas Internacionales” en las que los extranjeros se medían con los pilotos locales con máquinas del tipo Grand Prix que fueron la base del Mundial de Fórmula 1 que comenzó a disputarse en 1950.

Esas carreras se disputaban con una veintena de participantes en circuitos callejeros en los barrios porteños de Retiro y Palermo y en las ciudades de Mar de Plata (Buenos Aires) y Rosario (Santa Fe). La gente rodeaba la pista con precarias normas de seguridad para los estándares de hoy en día: a penas estaba separada de los bólidos por unos fardos de pasto.

Previo a aquella epopeya de Gálvez se habían disputado cinco carreras y en todas vencieron pilotos italianos. Luigi Villoresi, con una Maserati 4CL, se impuso en las dos presentaciones de 1947 en Retiro y en las dos que se efectuaron en 1948 en Palermo. Mientras que Alberto Ascari, también con una Maserati 4CL, anotó su nombre en la primera prueba de 1949 en los bosques de Palermo.

Una semana después de aquel éxito de Ascari, quien en 1952 y 1953 fue campeón de la F.1 con Ferrari, Gálvez demostró en ese mismo circuito de qué estaban hechos los corredores argentinos al derrotarlos con un viejo Alfa Romeo 308 en una prueba que también tuvo a la lluvia como protagonista.

LA CARRERA

El Aguilucho y Juan Manuel Fangio, quien ya tenía decidido seguir con su campaña deportiva en el exterior gracias al apoyo del gobierno de Juan Domingo Perón; encabezaban la lista de la pilotos argentinos que se enfrentaron a sus pares del Viejo Mundo.

6/2/1949: El día que Oscar Gálvez le ganó a los extranjeros
En la primera carrera del año en Palermo, Gálvez terminó tercero.

La primera de las cuatro competencias de ese año también tuvo como escenario a Palermo (las dos restantes se hicieron en Rosario y en Mar del Plata). La actividad comenzó de manera trágica. Durante los entrenamientos del viernes se mató el francés Jean-Pierre Wimille quien, según las crónicas de la época, era “el más grande corredor de Europa” y que el año anterior había ganado en la prueba disputada en el callejero rosarino. El piloto galo se despistó saliendo de una curva a unos 140 km/h. Su Simca-Gordini pegó contra unos fardos de pasto y volcó. En el incidente Wimille sufrió serias lesiones que le provocaron la muerte.

De la mano de Ascari y Villoresi, Italia hizo doblete. El último escalón del podio fue para Gálvez. Este resultado fue un pequeño consuelo para el porteño luego del sinsabor del año anterior cuando la victoria se le escapó por poco. Venía ganando con comodidad, pero tuvo que ingresar a boxes para cargar combustible. Si bien su auto contaba con un tanque grande, los europeos habían solicitado una detención obligatoria porque sus vehículos no tenían la autonomía suficiente. Una desinteligencia de sus mecánicos, que extraviaron la llave del tanque, hizo que perdiera la ventaja que tenía, dejándole el triunfo a Ascari. Cuarto llegó Fangio, que de esta manera conseguía su mejor resultado en este tipo de pruebas. Pero 1949 sería, finalmente, el año en que los dos máximos referentes de la Argentina les demostrarían a los europeos cuánto sabían hacer detrás de un volante…

DÍA DE GLORIA

Una semana después de aquella competencia, Palermo volvió a ser testigo de una verdadera batalla de la velocidad. Una leve garúa, que luego se convirtió en un diluvio, marcó la jornada.

Consciente de las dificultades que presentaba la pista, Oscar se tomó las cosas con calma y sacó ventaja de lo que pasaba adelante. Villoresi y Giuseppe Farina (Ferrari) abandonaron y así se convirtió en el escolta de Ascari, puntero desde la cuarta vuelta. El ánimo de la gente dio su resultado: Gálvez se acercó vuelta tras vuelta al italiano y lo superó en la 26 en plena recta aprovechando que la Maserati estaba herida por la rotura del caño de escape. Cuatro giros más tarde hizo historia al convertirse en el primer argentino en batir a los europeos. La frutilla del postre fue el segundo lugar de Fangio, que había perdido tiempo luego de hacer un trompo al esquivar a Villoresi cuando éste ingresaba a boxes.

6/2/1949: El día que Oscar Gálvez le ganó a los extranjeros
Gálvez demostró su talento bajo la lluvia y se quedó con la gloria.

El Aguilucho fue recibido como un héroe. Tanto que completó con mucho cuidado la vuelta de honor por la gran cantidad de espectadores que invadieron la pista. Curiosamente, la histórica jornada no fue tratada por los diarios de la época como realmente se merecía porque había una huelga de los trabajadores gráficos.

La tercera fecha de la Temporada Internacional se realizó a la semana siguiente en Rosario. También hubo lluvia, pero esta vez la victoria quedó para Farina (fue el segundo triunfo de la joven Scuderia tras aquel conseguido por este mismo piloto en el circuito italiano de Garda el 24 de octubre de 1948).

El cierre fue en Mar del Plata, el 27 de febrero. Esta vez, Fangio resultó invencible. En su intención de seguirle el ritmo, Ascari, Villoresi y Farina forzaron sus autos más de la cuenta y abandonaron, algo que le facilitó las cosas al argentino. Segundo llegó el Príncipe Bira y tercero, Gálvez. El éxito del Chueco también quedó en la historia porque fue el primero que logró sobre este tipo de vehículos.

EL AUTO

Para ganar en Palermo, Gálvez utilizó un Alfa Romeo 8C-308, un híbrido en todo sentido. El motor -un 8 cilindros en línea de 1935- era del 8C; mientras que el chasis pertenecía a un 308 de 1938. Pesaba unos 870 kilos y su impulsor erogaba una potencia de 330 CV a 5.400 rpm que le permitía llegar a los 275 km/h de velocidad máxima.

El auto se lo compró a Ralo De Luca en 1946 por 65.000 pesos, una fortuna para la época ya que un Ford nuevo costaba 3.500 pesos. “Compré el Alfa con 40.000 pesos y el resto a pagar en documentos que tenía que levantar yo”, recordó Gálvez en una nota a la revista CORSA en 1980.

6/2/1949: El día que Oscar Gálvez le ganó a los extranjeros
Oscar detrás del volante de Alfa Romeo. La producción fotográfica fue parte de una nota para la revista CORSA.

“El Alfa Romeo usaba metanol. Cada 100 litros de alcohol iba un litro de aceite castor para lubricar los compresores. Los frenos eran a campana y había que usarlos lo menos posible. Había que frenar a pura caja porque si frenabas mucho se ponían violetas y dejaban de funcionar”, rememoró el Aguilucho sobre aquel vehículo que se destacaba por sus colores azul y amarillo y la publicidad de la cerveza Quílmes en la trompa. “Arreglamos en unos 4000 ó 5000 pesos por carrera. A veces me daban cuatro y otras cinco, pero siempre pasaba el lunes siguiente a cada competencia y tenía el cheque listo para cobrar…”.

Oscar tuvo el Alfa hasta que se lo vendió al Automóvil Club Argentino, al menos eso pensó él. “Yo nunca quise venderlo, pero en un momento necesitaba el dinero y vinieron a comprármelo gente del club. Y como se trataba del ACA se los vendí en 85.000 pesos, pero resulta que el auto era para Fangio. Ellos lo compraron con un cheque del club, pero después se lo dieron a Juan…”.

Efectivamente, el vehículo se expone en el Museo Juan Manuel Fangio de Balcarce. En 1999 un coleccionista llegó a ofrecer 2,8 millones de dólares por este ejemplar. El elevado precio tiene que ver con que Alfa Romeo solo fabricó cuatro unidades de este modelo y el que corrió Gálvez es uno de los tres que han llegado hasta nuestros días. Debido a su importancia la Secretaría de Cultura de la Nación lo declaró como “patrimonio histórico nacional”, algo que impide su venta mientras el decreto esté en vigencia.

Pero aquellos que quieren el Alfa de Gálvez encontraron consuelo en la empresa paranaense Pur Sang que ha fabricado una veintena de réplicas, también muy codiciadas por cierto…

EL CIRCUITO

6/2/1949: El día que Oscar Gálvez le ganó a los extranjeros
El circuito callejero de Palermo que hoy se conoce como Paseo Juan Manuel Fangio…

En los bosques de Palermo se puede visitar el antiguo trazado de 4.865 metros en el que Gálvez ganó hace 70 años. La recta principal está sobre la Av. Figueroa Alcorta, justo frente al Club Gimnasia y Esgrima (en su interior hay un busto de Gálvez que recuerda su proeza) y a Obras Sanitarias, luego se rodea el Lago de Regatas por Andrés Bello, Av. Tornquist y Av. de Los Ombúes para seguir nuevamente por Bello hasta la rotonda de Av. Dorrego, por ésta se continúa en sentido hacia aeroparque y se vuelve con un retome antes de llegar a la Av. Lugones para empalmar nuevamente con Figueroa Alcorta.

Pese a todo lo que significa este trazado para los fierreros por la gesta de Gálvez, desde 2013 a esta zona se la conoce como Paseo Juan Manuel Fangio porque en estas calles del parque Tres de Febrero el Chueco debutó en 1948 con los autos de Grand Prix…

¿No sería bueno rebautizarlo como Paseo Juan Manuel Fangio y Oscar Gálvez? Después de todo ambos hicieron méritos suficientes en ese trazado para ser recordados por siempre.

CLASIFICACIÓN (30 vueltas)

1 Oscar Gálvez (ARG/Alfa Romeo 308), 1h31m04s
2 Juan Manuel Fangio (ARG/Maserati 4CLT) a 2 vtas.
3 Eitel Cantoni (ROU/Maserati 4CM) a 3 vtas.
4 Adriano Malusardi (ARG/Maserati 4CLT) a 3 vtas.
5 Principe Bira (THA/Maserati 4CLT) a 3 vtas.
6 Alfredo Pian (ARG/Maserati) a 5 vtas
7 Alberto Ascari (ITA/Maserati 4CLT) a 5 vtas.
No clasificaron
– Luigi Villoresi (ITA/Maserati 4CLT)
– Nino Farina (ITA/Ferrari 125C F1)
– Reg Parnell (GBR/Maserati 4CLT)
– Benedicto Campos (ARG/Maserati 4CLT)
– Victorio Rosa (ARG/Maserati)
– Clemar Bucci (ARG/Alfa Romeo 12C-37)
Promedio: 96,160 km/h.

Tags

Diego Durruty

Periodista desde 1990. Trabajó en las revistas El Gráfico, CORSA, Coequipier y SóloTC. También en los sitios SportsYa!, e-driver.com y kmcero.com. Radio en Rock & Pop y Vorterix.com. Coberturas especiales del Dakar para la agencia dpa. Columnista de Red Bull Argentina.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker