Historia

MPV Teherán: El auto que unió a los tres grandes fabricantes alemanes

Fue creado en 1972 como un regalo para Reza Ciro Pahlaví, entonces príncipe heredero de Irán.

¡Automundo también en GOOGLE NEWS!

La diplomacia logró algo único en la historia de la industria automotriz: que los tres grandes fabricantes de Alemania se unieran para crear un auto exclusivo. Sucedió a principios de la década de 1970 cuando el gobierno germano quiso congraciarse con Irán, en aquel entonces una potencia gracias al petróleo y las ayudas que recibía de Estados Unidos.

Mercedes-Benz, Porsche y Volkswagen aceptaron el desafío de crear un vehículo muy singular para alguien muy especial: Reza Ciro Pahlaví, entonces príncipe heredero iraní de solo 12 años. Así nació el MPV Teherán destinado a que el hijo de Mohammed Reza Pahlaví aprendiera a conducir.

MPV TeheranEl modelo no solo pasó a la historia por su particular destino sino porque ha sido la única colaboración entre las tres marcas, cuyas insignias se destacan en la carrocería en una línea vertical. De hecho, su denominación no es más que un acrónimo de Mercedes, Porsche y Volkswagen.

Este singular ejemplar es un descapotable de color naranja y de un solo asiento. Mide 3.850 mm de largo, 161,5 mm de ancho, 910 mm de alto y tiene 2.258 mm de distancia entre ejes.

El MPV Tehrán cuenta con un motor de cuatro cilindros de 80 caballos de fuerza que le permite una velocidad máxima de 170 km/h. Se podía accionar con dos llaves: una de plata con la que el límite de velocidad era de 30 km/h y otra de oro que liberaba todo su potencial.

Inmovilizado desde la revolución de 1979, que derrocó a la monarquía Pahlaví, el MPV Tehrán ahora hace soñar a los jóvenes que visitan el Museo de autos antiguos, cercano a Teherán.

MPV TeheranÉste fue inaugurado a fines de 2021 por iniciativa de la Fundación de los desheredados, que administra los bienes de los dignatarios del viejo régimen confiscados tras la revolución.

El edificio cuenta con una superficie de 11.000 m2, y alberga 55 autos, dos carrozas y cuatro motos, una de las cuales era conducida por Farah Diba, la última emperatriz y madre de Ciro.

Otro centenar de vehículos más se encuentran aún guardados a la espera de ser restaurados de manera meticulosa e integrarse algún día al museo.

Contenido relacionado
Ads

Diego Durruty

Periodista con 32 años de trayectoria. Trabajó en las revistas CORSA, El Gráfico, Coequipier y SóloTC, en los sitios de Internet SportsYa!, e-driver.com y kmcero.com y en las radios Rock&Pop y Vorterix.com. Realizó coberturas del rally Dakar para la agencia alemana dpa. En la actualidad es director de los portales Automundo.com.ar y NacionRPM.com, conduce el podcast Motorbit y el magazine Dos Tipos Audaces (ambos en Spotify). Además, es columnista en MundoSport (AM 570).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos relacionados

Volver al botón superior