José María López y el recuerdo del USF1: “Se nos vendió una mentira”

Hace una década, el cordobés fue una de las víctimas de una estafa que le impidió llegar a la Fórmula 1.

Chevrolet Tracker Lanzamiento

Entre fines de 2009 y principios de 2010, José María López vivió los días más intensos de su vida deportiva. Hacía solo tres años que se había insertado en el automovilismo argentino después de un paso exitoso en Europa que le había permitido ganar carreras y campeonatos y hasta ser parte del equipo Renault de Fórmula 1. Su regreso a la Argentina, donde solo había competido en karting, se había producido en 2007 después de romper relaciones con Rombo, que había decidido promover al brasileño Nelson Piquet Jr a su equipo en la Máxima en desmedro del cordobés.

López encontró lugar en el TC2000, donde enseguida se destacó como miembro del equipo oficial Honda. En ese 2007, que alternó con un par de pruebas en el campeonato de FIA GT, disputó once carreras en el Turismo Competición y logró tres victorias. En 2008 brilló y logró el título, algo que también hizo en 2009. Ese año, incluso, consiguió el cetro en el Top Race y peleó hasta el final por la corona del Turismo Carretera. Así, Pechito había demostrado que pese al sinsabor de no concretar su gran anhelo de llegar a la F.1, mantenía su talento y calidad intacta.

José María López y el recuerdo del USF1: “Se nos vendió una mentira”Por esas cosas del destino, las puertas de la Máxima se le volvieron a abrir en ese 2009 en el que ganó “casi” todo. La Federación Internacional del Automóvil decidió permitir el ingreso de nuevos equipos al Mundial y ahí surgió una nueva chance para el cordobés, que en ese entonces tenía 25 años.

Hubo algunas charlas con el team regenteado por Adrian Campos, que luego se convirtió en el Hispania Racing; y también con el USF1, una escuadra estadounidense que tenía como cabezas visibles al ingeniero Ken Anderson y al periodista Peter Windsor.

Entre noviembre y diciembre de 2009 hubo infinidad de charlas telefónicas entre el equipo yanqui y Pechito, hasta que finalmente se cerró el trato. Fue así que el 22 de enero de 2010, López fue anunciado como uno de los pilotos de la nueva escudería USF1 Team. Tres días después, López y el propio Windsor fueron recibidos en la Casa Rosada por la presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner.

José María López CFK
Peter Windsor y Pechito López junto a Cristina Fernández de Kirchner, entonces presidenta de la Argentina.

De los ocho millones de dólares que necesitaba Pechito para solventar su ingreso a la Fórmula 1, Windsor y Anderson ya tenían dos millones en el bolsillo. Ese dinero había salido de algunos patrocinadores, la propia familia del piloto, la categoría Top Race y el gobierno argentino.

Todo era color de rosa hasta que las palabras de Bernie Ecclestone, entonces mandamás de la F.1, se hicieron realidad. El británico había dicho en repetidas oportunidades que el USF1 no iba a correr porque no tenía nada armado, algo que contrastaba con lo que mostraba el equipo, que solía distribuir videos en los que se veía a sus ingenieros trabajar en los autos en la sede de Carolina del Norte.

Solo un mes duró la ilusión de los argentinos de tener nuevamente a un compatriota en la grilla de los Grandes Premios porque a principios de febrero, mientras las escuderías presentaban sus modelos, quedó expuesta la gran estafa del USF1: el equipo no tenía recursos para financiar su participación y el auto del que tanto se hablaba era solo un monocasco. La Fórmula 1 había sido estafada, la Federación Internacional del Automóvil había sido estafada y José María López había sido estafado…

José María López y Peter Windsor“La construcción de ese proyecto fue una etapa muy linda porque se dio en una época en la que a mi me estaba yendo muy bien en la Argentina. En aquel 2009 casi gané los tres campeonatos. Pero me quedó la espina y el mal recuerdo de que se nos vendió una mentira, de que nos hayan tomado el pelo y de haber quedado mal con un montón de gente que se había comprometido en el proyecto”, recordó Pechito en una entrevista al programa MundoSport (AM 990).

“Yo siempre digo que si no lo hubiera intentado no me hubiera quedado tranquilo. Ahora puedo decir que se intentó, que se llegó muy lejos y que estuvimos a nada de lograrlo… Muchas veces a nosotros (los argentinos) se nos tilda de que somos desprolijos o desordenados, pero en este caso nos tocó a nosotros que nos tomara el pelo gente de Estados Unidos”, agregó.

ESCUCHÁ LA ENTREVISTA A JOSÉ MARÍA LÓPEZ EN MUNDOSPORT

Ir a descargar

Tras este fiasco la historia se volvió a repetir para Pechito. Tuvo que quedarse a correr en la Argentina y volvió a destacarse con más victorias en todas las categorías en las que participó y un nuevo título en 2012 en el renovado Súper TC2000. Una buena actuación, con triunfo incluido, en la visita del WTCC en Termas de Río Hondo (Santiago del Estero) en 2013 le permitió volver al Viejo Continente de la mano de Citroën, marca con la que ganó los cetros mundiales en 2014, 2015 y 2016.

Pechito López quiere tomarse revancha en el WEC
Hoy López es protagonista del WEC.

Con esos laureles bajo el brazo llegó al Mundial de Resistencia para correr con un prototipo de Toyota, con el cual en la actualidad está peleando por el cetro junto a sus compañeros, el inglés Mike Conway y el japonés Kamui Kobayashi.

Windsor, inexplicablemente, anda por el paddock de la F.1 como si nada hubiera pasado. Siempre le tiró toda la responsabilidad de Anderson, aunque jamás ninguno de los dos devolvió el dinero que se llevaron de la Argentina. Será por eso que Pechito lo tiene en la mira: “Él fue el que vino y dijo que sí a todo. Incluso se juntó con la presidenta… Y lo hizo sabiendo que esto no se iba a dar”.

Ads
Patronelli 728×90

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior

Adblock Detectado

Considere apoyarnos deshabilitando su bloqueador de anuncios