Download WordPress Themes, Happy Birthday Wishes
Motorsport

#MotoGP: Historia en dos ruedas

El inicio del Siglo XX trajo consigo la evolución de la industria automotriz y con ello, el comienzo del deporte motor a través de dos especialidades: el automovilismo y el motociclismo. Europa concentró buena parte de ese desarrollo de la actividad deportiva gracias a entusiastas y al nacimiento de entidades que se encargaron de darles reglas a las diferentes categorías de cuatro y dos ruedas.

Por un lado estaba la Federación Internacional del Automóvil y por el otro, la Federación Internacional de Motociclismo. La primera le dio forma a una de los torneos más importante de la historia: el Campeonato Mundial de la Fórmula 1. La segunda siguió un camino similar a partir de la organización del Mundial de Motociclismo, que estaba dividido en clases según las cilindradas de las motos (500cc, 350cc, 250cc y 125cc). Ambos certámenes son contemporáneos, aunque el honor de haber comenzado primero le corresponde al motociclismo ya que arrancó su primera temporada en 1949 en la Isla de Man; mientras que la F-1 se estrenó en 1950 en Silverstone.

Durante mucho tiempo los italianos fueron referentes en el Mundial de Motociclismo con pilotos como Giacomo Agostini (15 títulos y 122 victorias en todas las categorías en las que participó) o constructores como Mondial, Moto Guzzi, Gilera y MV Augusta (ganó en todas las divisiones de 1958 a 1969 y entre 1958 y 1974, en 500cc).

Pero esa hegemonía se cortó en la década de 1960 con el ingreso de los fabricantes japoneses como Honda, Suzuki y Yamaha, sobre todo en las categorías menores. Recién en los ’70 los nipones se dieron el gusto de celebrar en 500cc. El primer título llegó en 1975 de la mano de la fórmula Agostini-Yamaha. A partir de ahí, los orientales mantuvieron una supremacía que se ha mantenido hasta nuestros días y que solo fue interrumpida en 2007 cuando el australiano Casey Stoner ganó el cetro con la casa italiana Ducati.

En el aspecto reglamentario en la víspera de 1980, y con el objetivo de abaratar los costos, la FIM introdujo varios cambios. Por eso se limitaron los motores de un solo cilindro en la categoría de 50cc, a dos en 125cc y 250cc y a un máximo de cuatro cilindros para las de 350cc y 500cc. Aquella década fue dominada por pilotos estadounidenses, que se cansaron de ganar en la clase reina. Tales son los casos de Kenny Roberts (3 títulos), Eddie Lawson (4), Freddie Spencer (2), Wayne Rainey (3) y Kevin Schwantz (1). En total fueron 13 coronas yanquis entre 1978 y 1993.

A mediados de 1990 el que dominó con mano de hierro en 500cc fue el australiano Mick Doohan. Ganó cinco coronas consecutivas con Honda entre 1994 y 1998, pero una grave caída a principios de la temporada 1999 forzó su retiro.

En el Siglo XXI apareció un italianito que ya había asombrado en las categorías menores: Valentino Rossi. Su talento y su carisma lo convirtieron en uno de los grandes ídolos, además del más campeón en la actualidad con nueve cetros (uno en 125cc y 250cc y siete en 500cc/MotoGP). Desde hace años Rossi comparte cartel con tres pilotos españoles de altísimo nivel: Jorge Lorenzo (dos coronas), Marc Márquez (tres cetros y dueño de varios récords de precocidad) y Dani Pedrosa.

A nivel técnico, el nuevo milenio trajo más variantes. Luego de casi tres décadas de una categoría que permitía una cilindrada de 500cc sin tener en cuenta si el motor era de dos o de cuatro tiempos, en 2002 se autorizó en la división mayor motos de dos tiempos (500cc o menos) y motos de cuatro tiempos (990cc o menos). Este cambio trajo aparejado una nueva denominación y la clase 500cc pasó a llamarse MotoGP. En 2007 la FIM volvió a meter mano en el reglamento y redujo la cilindrada máxima a 800cc; mientras que en 2012 hubo otro retoque para permitir motos de 1.000cc.

En las categorías menores también hubo modificaciones. En 2010 la clase 250cc con motores de dos tiempos fue reemplazada por la categoría Moto2 con motos de 600cc e impulsores de cuatro tiempos. Mientras que a partir de 2012 las motos de 125cc fueron sustituidas por motos de cuatro tiempos monocilíndricas de hasta 250cc. A esta nueva división se le puso el nombre de Moto3.

Aquel certamen que comenzó en 1949 ya cuenta con 3.000 competencias disputadas y goza de tan buena salud que es fácil pronosticarle un gran futuro.

 

[sam_pro id=”0_2″ codes=”true”]
Tags

Automundo

Automundo es un portal de noticias sobre la industria automotriz, el deporte motor y la cultura fierrera. Director: Diego Durruty.

Artículos relacionados

Deja un comentario