Download WordPress Themes, Happy Birthday Wishes
MotorsportPost destacado

Mick Schumacher: Con nombre propio

Con el título de la Fórmula 3 Europea bajo el brazo, el hijo de Michael Schumacher demostró que tiene condiciones para llegar a la Fórmula 1.

Desde el mismo momento en que Mick Schumacher se puso detrás del volante de un karting supo que debía estar muy preparado para enfrentar algo que lo perseguiría por el resto de su vida: la comparación con su padre Michael Schumacher, nada menos que el piloto más exitoso de la Fórmula 1.

Hasta hace unos días, Mick parecía destinado a ser uno más de esos “hijos de…” que viven bajo la sombra de sus padres. El 10º puesto logrado en su debut en el automovilismo en 2015 en la ADAC Fórmula 4 había sido la primera muestra de que hacer su propio camino iba a ser difícil, más allá de contar con un apellido que le abriera muchas puertas.

En 2016 los resultados fueron mejores y permitieron vislumbrar que algo de Schumi había heredado. Siguió en la ADAC Fórmula 4 y también participó en la competitiva Fórmula 4 Italiana. Logró cinco victorias en cada categoría y el subcampeonato en ambas (en el torneo peninsular fue derrotado por el argentino Marcos Siebert). Con esos pergaminos en 2017 llegó a las “ligas mayores” de la mano de la Fórmula 3 Europea, especialidad en la que corrió con el equipo Prema, el mejor de la especialidad. Pero en su primera temporada lejos estuvo de ser protagonista: Logró un tercer lugar como mejor resultado en 30 carreras y consiguió el 12º puesto final en el torneo.

El inicio de la campaña 2018 fue una continuidad de lo realizado el año anterior, más allá de haber dominado en las pruebas de pretemporada. En las 12 primeras competencias solo logró dos terceros puestos como resultados más relevantes. Nada hacía preveer que a partir de la presentación en el circuito belga de Spa-Francorchamps, justamente en el que su papá debutó en la F.1 en 1991 y en el que logró su primer éxito en la Máxima en 1992, haría un quiebre y la balanza se volcaría a su favor. Allí, Mick logró su primera pole position y su primer triunfo e inició una recuperación que le permitió subir al escalón más alto del podio en otras siete oportunidades y lograr el ansiado título.

Junto a Corinna, su madre.

“El fin de semana en Spa fue, definitivamente, mi momento más destacado. Todo el esfuerzo que puse junto al equipo realmente valió la pena. Mi autoestima se revitalizó después de un mal comienzo de temporada. Este año me marcó, en cierto modo. Maduré como piloto y como persona. Aprendí mucho de cómo manejar, de cómo se debe trabajar con un equipo y, principalmente, cómo enfrentar la presión”, resumió Mick, de 19 años.

Antes de llegar a la Fórmula 1, Michael Schumacher logró dos títulos en categorías promocionales: Fórmula König (1988) y Fórmula 3 Alemana (1990).

Fuera de su auto Schumacher es de esas personas que rechaza al público y no le gusta estar en el centro del escenario. Puede ser que sea por sentirse incómodo ante las preguntas sobre la salud de su padre, aún convaleciente del accidente que sufrió en 2013 y que le provocó serias lesiones cerebrales. “No hace falta decir que me gusta el apoyo de los aficionados, pero los fines de semana de carreras trato de estar concentrado plenamente en competir”, dice. A pesar de que prefiere prescindir de sus apariciones públicas, en el paddock se muestra sumamente amable y divertido. “La gente a menudo parece olvidar lo bueno que es divertirse”, asegura. Eso sí, Mick tiene claro que lo fundamental para tener éxito es la pasión “y poner el corazón y el alma en cada cosa”.

Esa receta le resultó para lograr su primera corona en el automovilismo y para demostrar que de Schumacher no solo tiene el apellido. Y eso ya se lo hizo notar el ambiente…

“Mick no sólo parece su padre, se levanta como su padre y camina como él; me di cuenta de que incluso tiene sus brazos, pero lo más importante es que tiene los genes de competición de su padre, lo demostró en la etapa final del campeonato de la Fórmula 3 Europea. Si sigue con este rendimiento, su carrera le llevará hacia la Fórmula 1”, aseguró el ex piloto austríaco Gerhard Berger.

“Toda la atención estaba puesta en él desde el principio de la temporada y estaba bajo mucha presión. No es fácil lidiar con eso, sobre todo si el año no comienza de la mejor forma, como fue su caso. Su rendimiento en la segunda mitad del año fue impresionante. Ha demostrado que tiene lo que hay que tener y que puede convertirse en uno de los grandes de nuestro deporte”, agregó Toto Wolff, responsable del equipo Mercedes de F.1.

Tras esta consagración en la Fórmula 3 Europea, más de uno le augura un futuro inmediato en la Fórmula 1. “Prefiero moverme hacia delante de manera gradual y preparándome realmente bien. Cada piloto tiene el reto de estar en la F.1. Es la categoría reina y destacarse frente a los demás allí es lo mejor. Siempre es importante tomar la decisión correcta… Hablamos con algunos equipos para dar con la mejor estrategia para el próximo año. Lo decidiremos en las próximas semanas”, aseguró sobre la posibilidad de llegar a la Máxima, tal vez en 2019.

Hasta hace unos años nadie dudaba que Mick Schumacher llegaría a la Fórmula 1 por su apellido, pero él mismo se encargó de demostrar que lo puede hacer por mérito propio.

 

 

Tags

Diego Durruty

Periodista desde 1990. Trabajó en las revistas El Gráfico, CORSA, Coequipier y SóloTC. También en los sitios SportsYa!, e-driver.com y kmcero.com. Radio en Rock & Pop y Vorterix.com. Coberturas especiales del Dakar para la agencia dpa. Columnista en Red Bull Argentina.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker