Download WordPress Themes, Happy Birthday Wishes
Tecnología

Goodyear y su neumático del futuro

En un ecosistema de movilidad en continua evolución, marcado por la transición hacia los coches sin conductor y las soluciones de movilidad compartida, Goodyear aspira a revolucionar la interacción entre neumáticos, vehículos y su entorno con el Eagle 360 Urban. Esta esfera impresa en 3D es el primer prototipo de neumático impulsado por Inteligencia Artificial, capaz de sentir, decidir, transformarse e interactuar.

El año pasado, con el neumático prototipo Eagle 360, Goodyear presentó una esfera única y multidireccional para satisfacer las necesidades de la conducción autónoma a través de mayores niveles de confort, seguridad y maniobrabilidad. Las reacciones positivas que recibió incitaron a Goodyear a llevar este concepto más allá.

Combinado con una piel biónica y una huella que cambia su forma, el Eagle 360 Urban tiene la capacidad de llevar la teoría a la práctica. El neumático pasará a formar parte del “sistema nervioso” del vehículo y el mundo conectado del Internet de las Cosas. De este modo, está preparado para adaptarse rápidamente a las circunstancias cambiantes, así como a la evolución de las necesidades de MaaS o Mobility as a Service (movilidad como servicio) tanto para flotas como para usuarios particulares.

A través de la conectividad con otros vehículos, así como con el entorno, el tráfico y los sistemas de gestión de movilidad, el Eagle 360 Urban también es capaz de procesar información de su propio contexto en tiempo real.

Combinando estas fuentes de información y procesándolas instantáneamente mediante redes neuronales programadas con complejos algoritmos de aprendizaje, el Eagle 360 Urban decide la acción más apropiada y aprende de las antiguas acciones con el propósito de optimizar futuras respuestas.

Fabricada con polímero súper elástico, la piel biónica del neumático tiene una flexibilidad similar a la de la piel humana, permitiéndole expandirse y contraerse. Esta capa externa cubre un material similar a la espuma que es lo suficientemente resistente como para permanecer flexible a pesar del peso del vehículo.

Gracias a esta flexibilidad, los elementos que actúan bajo la superficie del neumático, que funcionan como músculos humanos, pueden rediseñar las secciones individuales que componen el diseño de la banda de rodadura del neumático, añadiendo “hoyuelos” para condiciones de mojado o aplanando su huella para superficies secas. De este modo, se despliega una nueva huella con un área de contacto más segura. Utilizando esta huella cambiante, el Eagle 360 Urban se transforma y se adapta a las también variables ambientales y del terreno.

Cuando la piel biónica del neumático está dañada, los sensores en la banda de rodadura pueden localizar el pinchazo. El neumático entonces gira para crear una nueva superficie de contacto. Esto reduce la presión sobre el pinchazo y permite que el proceso de auto-reparación dé comienzo. Éste se consigue gracias a materiales específicamente diseñados para poder fluir hacia el pinchazo. Reaccionan física y químicamente entre ellos para crear nuevos enlaces moleculares que reparan el pinchazo.

[embedyt] http://www.youtube.com/watch?v=KAdw09M-F-g[/embedyt]

 

[sam_pro id=”0_2″ codes=”true”]
Tags

Automundo

Automundo es un portal de noticias sobre la industria automotriz, el deporte motor y la cultura fierrera. Director: Diego Durruty.

Deja un comentario